Política · 19 de Abril de 2017. 22:08h.

Forcadell: "estaremos a la altura del momento histórico que vivimos"

"Para preservar la soberanía de la institución"

Forcadell: "estaremos a la altura del momento histórico que vivimos"

Forcadell durante su intervención

La presidenta del Parlament, Carme Forcadell, ha agradecido el acto de apoyo que hoy le han hecho en la cámara sus tres antecesores asegurando que "estaremos a la altura del momento histórico que vivimos". "Para preservar la soberanía de la institución; para garantizar que en este Parlament se escuchen todas las voces ", ha añadido.

Forcadell ha afirmado que el acto era importante "para el Parlament y para la democracia". "Ser demócrata significa defender los derechos y las libertades de todos, aunque no se compartan los proyectos políticos", ha remachado.

"Vuestro apoyo es también un apoyo a la democracia, porque querer convertir en delito el debate parlamentario es un ataque sin precedentes", ha dicho la presidenta del Parlament dirigiéndose a los asistentes. "Nadie puede aceptar, tenga la ideología que tenga , que se coarte la libertad de expresión de los diputados y diputadas", ha concluido.

11 Comentarios

Publicidad
#12 Vicky, Bcn, 20/04/2017 - 23:52

Esta fenomena esta fuera de sus competencias. Delinque y prevarica sin descanso.

#11 Marta, girona, 20/04/2017 - 16:09

Exactament, tu ho has dit, perquè més baix no heu pogut caure.

#10 pepe.----, andorra, 20/04/2017 - 13:08

q pico de oro tiene la señora, pero nada mas. Si supieran gestionar un país tan bien como hablan.....Se podría jubilar uno a los 60 con todo el sueldo, tener las autopistas gratis y sin viñetas de esas y hasta una sanidad de lujo y una enseñanza en la q se pudiera elegir lengua sin perder por ello calidad educativa.

#9 M, Sabadell, 20/04/2017 - 13:05

Desde luego que estan a la altura del momento histórico, y ya no pueden bajar mas, ni un milímetro, pues entonces deberían escarbar.

#8 botifler1914, Sinitaca, 20/04/2017 - 10:47

Espero que esteis a la alzada, que dejeis de llorar y que Benach deje de mirar el mobil.