Publicidad
Política · 21 de Julio de 2019. 14:00h.

“Buscaban un muerto”

Gregorio Morán, periodista: “La burguesía catalana se ha hecho el harakiri”

“Buscaban un muerto”

Gregorio Morán, el pasado miércoles en la librería Laie de Barcelona.

 Cuando yo empece en La Vanguardia, de eso hace muchos años, Gregorio Morán venía los viernes y escribía su sabatina intempestiva en una mesa al fondo de la redacción a la izquierda. Justo al lado -o quizá era la misma- de la de Jordi Piqué, mosén y redactor de Religión del diario. El diario todavía estaba en la calle Pelayo. Tras su despido en el 2017 todavía añoro, los sábados, su sabatina. Porque se puede estar de acuerdo con él o no -con frecuencia no lo estoy y esta entrevista es un ejemplo: Yo todavía considero a Roca un referente de la Transición y he tenido que defender incluso a Enric Juliana-, pero Gregorio -me van a permitir el tuteo- tiene algo de lo que tanto carecemos ahora en Catalunya: autoridad moral. Por eso me leí de una tirada su último libro, “Memoria personal de Cataluña”, entre el 24 y el 26 de mayo. Lo sé porque tengo la manía de anotar la fecha de lectura en la primera página. Por problemas de agenda no hemos podido hacer la entrevista hasta esta semana. Mejor porque ha salido no una una entrevista sobre el libro en cuestión sino sobre Catalunya. El encuentro tuvo lugar el pasado miércoles en la librería Laie de Barcelona.

- ¿Qué nos ha pasado a los catalanes?

Ya estaba todo. Sencillamente había que sacar eso que aquí llamamos las esencias y se produjo un fenómeno curiosísimo que venía ya de lejos. Aquí este país siempre ha estado dominado por las clases dominantes más conservadoras.

- ¿Este país se refiere a Catalunya?

Sí, el otro también pero de otro manera.

- Me alegro que lo diga porque yo a veces digo este país referido a Catalunya y tengo algún lector que dice que Catalunya no es un país.

Desde el espíritu de Cambó, no digamos ya de Prat de la Riba… ha llegado un momento en que las clases dominantes se vieron peligrosamente afectadas pero no porque los anarquistas plantearan la rosa de fuego ni cosa similar, sencillamente porque quebraban y el estado ya no estaba en su poder de sustentarlo.

- ¿Pero las clases dominantes se refiere a la burguesía catalana?

Sí, sí, me refiero a la alta burguesía catalana.

- ¿El proceso es un invento de la alta burguesía catalana?

No, pero es una consecuencia entre otras cosas de la edad, es una consecuencia de Millet, del espíritu de Millet. Millet no era solamente Millet, ¡era el espíritu!, aquel espíritu de cuando me lo presentan me da la mano, yo me vuelvo y quien me lo presenta, que es un oligarquilla de aquí, me dice: “es un estafador, ¿eh?”.

- ¿Se lo dijo abiertamente?

Sí, sí, era absolutamente público y notorio. Era ‘su estafador’, para entendernos. Entonces todo eso se viene abajo con las genialidades políticas. Porque claro Pujol era un genio de la chapuza, estuvo 23 años tapando agujeros y llenándolos. Y si no que se lo pregunten a los ‘grandes’: Prenafeta, Macià Alavedra, a todos hasta a Artur Mas. Entonces llega Mas que evidentemente era en política lo más parecido que se podía considerar en la política española a Ferrer Salat -presidente de la CEOE- que llegó a disputarle a Adolfo Suárez la primacía de la derecha. Fue un hombre clave al que conocí muy bien, hombre clave en la liquidación de Adolfo Suárez, pero tuvo esa capacidad especial que tienen a veces las oligarquías para hacerse el harakiri pensando que matan al otro.

- O sea que la burguesía catalana se ha hecho el harakiri.

Se ha hecho el harakiri absolutamente. Entonces proliferaron personajes que no conocía nadie como Puigdemont, Torra, Quico Homs, las sextas filas porque no son ni la segunda ni la tercera fila, son las sextas filas.

- Pero esto es también porque se produce un vacío de poder. La generación política que hizo el Estatut desaparece -solo sobrevive Mas- y la generación que ha hecho el proceso en cierta manera también desaparece: o están huidos o están en la cárcel.

Es un vacío de poder porque ya no hay poder, es decir, el vacío de poder no es que se mueran esas generaciones porque no se mueren, están vivitas y coleando, y si no que se lo pregunten a Narcís Serra. Pero se dedican a otra cosa, se dedican evidentemente a lo que era la ilusión de su vida: a hacerse ricos y si es posible, muy ricos.

- ¿Catalunya ya no tiene poder?

Ninguno. Yo dudo que lo tuviera pasada la Transición pero había que mantener las forma. Y las formas se llamaban las cuotas. Es decir, aquello que Franco supo hacer tan bien: eso de que tres ministros que sean catalanes, Suárez lo mantuvo, Felipe también, con el PP empezó la cosa a hacer aguas. Como Aznar hablaba catalán en la intimidad pues entonces creyó que no era necesario. Una cosa que caracteriza a la oligarquía española, es el desconocimiento absoluto de sus vecinos y vecinos fraternales, socios, colegas, compadres de la burguesía catalana, de la alta burguesía catalana, que eran los mismos que hablaban castellano en su casa y si no que se lo pregunten al gran Trias, todos aprendieron catalán rápidamente gracias a la Constitución del 78 y gracias a que la situación iba para ellos mejorando y era imprescindible hablar catalán.

- ¿El proceso es un ataque de cuernos? Eso que decía de los ministros.

No, no es vacío de poder, es ausencia de poder. Evidentemente genera un fenómeno populista curiosísimo que es apelar a las tradiciones carlistas de este país y decir que nuestras tradiciones han sido atacadas y vulneradas y que si nosotros pudiéramos seríamos mucho más de lo que somos.

- ¿Usted cree que el proceso tiene una base carlista? Yo lo dudaba hasta que leí el libro de Duran -que dice que sí- y el de Coscubiela, que también lo dice. Es usted la tercera persona que dice que hay una relación entre el proceso y el carlismo.

Sí, sí por supuesto hay una relación con la tradición. No hay que olvidar que la segunda guerra carlista no se produce fundamentalmente en el norte, sino que se produce fundamentalmente en Catalunya, Berga es capital. Y sobre todo empezó en la Iglesia, la reivindicación por ejemplo de los neoliberales catalanes del proceso porque hay también su fracción neoliberal donde está el tonto este que yo llamo, tonto solemne de Enric Juliana.

- Hombre, le pediría que no le llamase tonto.

Lo menos que puedo llamarlo es tonto, listo es lo suficiente.

- Pero Juliana es leído en Madrid aparentemente, acaba de hacer un libro sobre Pablo Iglesias.

Hay un sector de Podemos en Madrid que lo lee y además es, según dicen, el corresponsal en Galapagar. Este hombre no hay que olvidar que fue el que promocionó a Artur Mas y promocionó el famoso editorial de los diferentes periódicos de Cataluña de “La dignidad de Catalunya”.

- ¿Ahí se jodió la prensa catalana?

Ya venía de lejos del “avui no toca” de Pujol. Pujol lo laminó todo y además lo hizo a un precio considerablemente económico pero garantizando los puestos de trabajo como se hacía antiguamente, sencillamente fue comprando pieza a pieza. No hay que olvidarse de aquel artículo memorable de Vázquez Montalbán garantizando la probidad económica y personal de Pujol.

- Me queda lejos.

Yo me acuerdo perfectamente cuando saltó el caso Banca Catalana, es decir, Pujol consiguió ir laminando cualquier pequeña fricción que pudiera surgir de tal manera que todo fuera un oasis. El oasis es la invención de alguno de nosotros, llega un momento en que no había oasis pero había un montón de camellos y esto es un Cristo del copón: ¿Cómo alimentas a tantos camellos? Pero bueno, yo creo que hay un momento muy significativo que es la visita que hace Polanco a Pujol -que no está escrita- para explicarle que van a hacer un suplemento en catalán y que va salir El País.

- Pujol veía a El País como el enemigo en casa, una especie quintacolumna periodística.

Polanco se quedó de piedra, porque la respuesta de Pujol fue airada y agresiva, me consta porque lo he hablado con los protagonistas, claramente le dijo que de afuera no tiene que venir nadie a hacer periódicos en Catalunya, los periódicos los haremos los de Catalunya. Y me acuerdo del comentario de Polanco: “A este cabrón le vamos a hacer un periódico”. De ahí que él consideraba que todo lo de Banca Catalana había sido un invento de El País. Por cierto, acaba de fallecer el que fue corresponsal de El País y luego director de Televisión de Catalunya …

- ¿Alfons Quintà? Recientemente no, hace meses ya -Quintà se suicidó en diciembre del 2016-.

Sí pero el currículum es inaccesible porque desaparece su paso por El País y solamente se señala que era una especie de confidente policial.

- Pujol yo creo que lo fichó de director de TV3 para desactivar la corresponsalía de El País en Catalunya.

Quintà era un hombre en venta, lo que pasa es que nunca le daban lo que él pedía. Yo me acuerdo en La Vanguardia una cena con el director, que llega tarde...

- ¿Director, qué director?

Un director y cuando llega me dice: oye, lo siento pero es que nos ha enviado una entrevista Pujol para publicarla el domingo y nos la ha mandado en catalán y tuvo que decirle: “president, nosotros publicamos sólo en castellano”. “Ah, bueno, ahora se la mando en castellano”. Volvieron a mandarla completa con titulares, preguntas, respuestas, fotos.

- Esto Lluís Foix lo contó.

¡Y hasta el día que debía salir!

- ¿En Catalunya, qué ha fallado aparte de los periódicos? ¿Han fallado también los periodistas?

La sociedad civil, aquí nos inventamos una sociedad civil: Millet, Palau.

- Pujol lo decía: no tenemos estado pero tenemos sociedad civil. Queda muy bien.

La sociedad civil era Pujol, sus hijos y el entorno. No había sociedad civil. No hay sociedad civil.

- O es la prolongación de los partidos: la ANC, Òmnium.

Sí, no hay sociedad civil como para que en este momento la representación del comercio catalán esté en manos de unos descerebrados.

- Se refiere al nuevo presidente que iba con la careta de Puigdemont en el coche.

Un tío que tiene dos gasolineras. A partir de ahí un puede hacer lo que quiera.

- ¿Qué más ha fallado, los intelectuales? Si hay intelectuales en Catalunya...

Eso lo había eliminado Pujol ya desde el primer momento. Dado el tiempo que llevo aquí y lo que conocí a Pujol, las veces que comí con él, puedo casi testificar que Pujol no leyó nunca nada.

- Tenía fama de ser un gran lector, de haberse leído todos los periódicos a primera hora. Incluido el Frankfurter Allgemeine, el Corriere della Sera y Le Monde.

Sí, y a Emmanuel Mounier también. Falso. Todo era absolutamente falso. Pujol es ese tipo de mentiroso que se cree sus propias mentiras como Roca.

- ¿Pero pone a Roca y a Pujol en el mismo cesto?

En mentiroso, sí.

- Y cuándo dice mentiroso ¿usted habla por resentimiento o porque a usted le censuraron un artículo en La Vanguardia...

Sí, sí a los dos, en mentirosos sí. Yo me acuerdo perfectamente de hablar con Roca y decirme cosas que eran rotundamente falsas en las que él había intervenido pero no con lo que decía él, sino todo lo contrario.

- Quizás la clase política no se caracteriza precisamente por decir mucho la verdad...

Sí pero se puede callar.

- ¿Roca estaba en activo?

Sí, sí estaba en activo.

- Entonces razón de más para que no dijera la verdad -digo mientras se me escapa la risa.

Pero mentir como un bellaco. Por ejemplo toda la invención del 23-F y la relación de Pujol, Roca, Múgica, Armada todo es un despropósito de mentiras.

- Pero, perdón, la relación de Múgica y Armada era con el PSC.

No, no era con el PSC.

- La famosa comida -o cena, ya no me acuerdo- de Lleida.

- La relación era con Pujol y Roca. Enrique Múgica ya no está en condiciones de poder hablar de esto... pero...

- ¿Me está diciendo que Pujol pedía un golpe de timón?

No, no, a Pujol no le venía mal ni un golpe de timó. A Pujol la política española se la soplaba siempre y cuando el territorio quedara exento de intromisión y eso se lo garantizaba Armada o el que fuera. En este sentido hacía la misma torpe política que hizo Cambó respecto a Primo de Rivera y la burguesía catalana y el gran Gaziel: éste nos va a solucionar un problema básico que es esta clase obrera agresiva y pedigüeña que tenemos y luego ya pactamos entre nosotros. Lo que pasa es que aquí no había rosa de fuego, no había nada.

- En los años 20, en Barcelona mataban por las calles.

Eso era una cosa muy seria pero aquí ahora no había nada. Me acuerdo que cuando yo llegué aquí a vivir, en el 90 ó 91 me decían que el libro mío sobre la Transición estaba muy bien pero que se me olvidaba el papel fundamental que ha jugado la clase obrera en la Transición. Yo me acuerdo que el que me lo dice, que ahora es catedrático de la universidad y evidentemente está en posiciones que prefiero no recordar, me decía: “la clase obrera aquí fue fundamental en la Transición”. Pero si la clase obrera no pintaba absolutamente nada, no ha pintado absolutamente nada. Ha salido una entrevista que me han hecho en El Viejo Topo que está muy bien, que me ha hecho López Arnal, pero hay un momento en la entrevista cuando yo le digo que es como el 23-F: que no hubo oposición, esperamos mirando al televisor a que apareciera el Rey y nos tranquilizara y López Arnal me dice que hubo gente que salió, no quise entrar en detalles pero yo me acuerdo de la gente que salió. En Madrid salió un coche, que era un 850 con unos tíos con un nueve largo que mejor se lo metían por el culo, qué iban a hacer ellos, ¿los últimos mohicanos? ¿Morir con las botas puestas? Una bobería, ¡no hubo nada!

- Volviendo al proceso, ¿cómo se acaba esto?

Ésto no se acaba.

- El proceso es como la energía, se transforma pero no desaparece.

Es un proceso muy lento. Es como preguntar en plena primera guerra carlista cómo van a terminar las guerras carlistas: seguirán varios procesos y se irá apagando, habrá un momento de ascenso, otros de descenso, las esencias, los juegos malabares que va a hacer Sánchez.

- ¿Qué le aconsejaría a Sánchez sobre Catalunya?

Yo a Sánchez no le aconsejaría nunca absolutamente nada.

- ¿No se fía?

No, no, no.

- Ya no se fiaba de Zapatero.

Hombre es que Sánchez es un Zapatero en listo, tiene mucho más peligro, porque Zapatero era un bobalicón, era de León pero éste ha viajado más, éste es un manual de resistente, se podrá liquidar el partido, se podrá liquidar todo.

- Pero seguirá adelante.

Seguirá adelante. Además siempre será de los que te ahogue diciendo: “te estoy salvando, ¿te das cuenta?”, pero te ahogas. ¿La situación en Catalunya como tal? Soluciones a corto plazo no hay, hay maneras mejores o peores de atenuarlas, atenuar una situación como la que vivimos pero ¿soluciones? ¿A qué se llama una solución? A llevar una vida política normal, eso es muy difícil. Hay que esperar a que esos chicos de la CUP se hagan mayores, que tengan ya las propiedades de sus padres.

- Bueno se están integrando en el sistema: ya han aprobado que los diputados pueden repetir y los militantes han rechazado subirse las cuotas.

Que vayan haciéndose con los patrimonios paternos, que tengan una responsabilidad, coloquen su dinero en La Caixa, y sepan dónde invertir las cosas, sus dineros, pero a mí todo esto me pilla criando ortigas.

- Recuerdo que cuando a Benet Salellas, entonces diputado de la CUP, se le descubrió que tenía seis locales en herencia que le había dejado su padre dijo que su padre había estado trabajando toda la vida como si el resto de padres no hubieran trabajado. Déjeme hacerle las últimas preguntas. ¿Podemos llegar a las manos en Catalunya? ¿Puede haber sangre? ¿Querían muertos?

Las tres preguntas se resumen en una, ¿dónde están los límites de la violencia? ¿a qué se llama violencia?. El hecho de que yo no pueda escribir en ningún diario en catalán ni en Catalunya, el hecho de que te puedan pintar la casa que te insulten y tal, ¿eso es violencia de baja intensidad? Bueno, depende. Para el que la vive no es de baja intensidad, para el que la provoca, sí.

- ¿Pero puede haber sangre?

Sangre ya ha habido.

- Digamos que ha habido alguna pelea.

Se refiere a aquella chica que le rompieron todos los dedos de la mano hasta que se descubrió que no era cierto.

- Bueno, esa ha sido una de las heroínas del proceso. Ahora la están promocionando. Hace charlas y todo. Me refiero a que si puede haber algo similar a los Balcanes.

No. Primero, los Balcanes es un fenómeno histórico que venía de muy atrás, las guerras balcánicas tienen un proceso muy largo y luego había un conflicto internacional importante tras la caída del muro de Berlín, y sin la colaboración germano-croata y la colaboración ruso-serbia sería muy difícil de entender y el papel de la OTAN con Albania. Yo no me canso de insistir en que la base más importante de los Estados Unidos en Europa está en Albania, cosa que la gente desconoce y la gente no ha estado en Kosovo. Yo he estado en Kosovo donde la avenida principal se llama Clinton, que es el que les dio evidentemente todo. Es un territorio mafioso sin más, es un Mónaco para pobres. Que aquí el proceso hubiera tenido más enjundia periodística y desvergonzada si hubiera habido un muerto. Buscaban un muerto y que además fuera de los suyos, claro.

- ¿Buscaban un muerto?

Buscaban un muerto. Lo buscaron hasta la saciedad. Lo buscaron el 1 de octubre.

- ¿Cómo? ¿Excitando a la gente? ¿TV3? ¿Los colegios?

Eso fue una trampa y no saducea, era una trampa real, a ver si algún policía se sobrepasaba y tenían una desgracia y le abrían a uno la cabeza de verdad.

- También el Ministerio del Interior y la policía no estuvieron a la altura.

No, no estuvieron a la altura.

- Esas imágenes pegando son impropias del siglo XXI.

Cayeron en la trampa. Hay que ver qué ministro del Interior había, qué conocimiento había por parte del PP de la realidad que se estaba viviendo en Catalunya. Algo muy parecido a lo que pasa ahora con Podemos, valga el paralelo que parece muy distante. El problema del PP y el problema de Podemos es que no tienen ni zorra idea de lo que es Catalunya, de lo que está pasando, no tienen ni zorra idea. Es decir, para ellos son los Comunes y que hayan puesto un personaje como Gerardo Pisarello como primer secretario de las Cortes al tucumano que ha escrito un artículo recientemente sobre a qué se debe esa manía de la unidad de España, es de una entelequia... Éste está de primer secretario de las Cortes en Madrid.

- A vivir que son dos días.

Claro, ya está colocado. La ilusión de Dante Fachin era ésta pero no llegó.

- Pero, perdón: se han colocado todos, porque a Nuet nunca le oí yo una palabra a favor de la independencia y está de diputado de ERC en el Congreso. Ernest Maragall estuvo 30 años en el PSC. Y Elisenda Alamany ha dado el salto de los Comunes a Esquerra en un santiamén.

¿Cómo se explica eso? ¿Qué la clase política catalana tiene una singularidad con respecto a la de España? No, no lo creo. Lo que pasa es que aquí el latido de base, lo que genera el espíritu pujoliano, esto de que nosotros nos podemos permitir todo porque somos nosotros. En definitiva, yo no robo, yo robo por Catalunya, y claro esto es diferente.

- Conozco un alto cargo que lo pillaron en un exceso de velocidad y dijo que corría por Catalunya.

Claro. Es un poco como los viejos franquistas: que no robaban, hacían patriotismo, pues eso.

- ¿Es una revolución burguesa o es la última revolución burguesa de la historia? Es una revolución pija, ¿no?

Es la penúltima contrarevolución burguesa en Europa, yo insisto en la entrevista de El Viejo Topo en que VOX en Catalunya no puede funcionar bien porque para eso está Torra. Torra es el equivalente de VOX en Catalunya. El mismo meapilas, las mismas concepciones del mundo, todo igual, lo único que cambia es el referente global o local, en unos España como imperio y en otros los Països Catalans. Insisto, y en el libro creo que lo cuento alguna vez, es que la mayor sorpresa que tuve yo es encontrarme que el primer debate que veo aquí en Catalunya de la izquierda es un debate sobre los Països Catalanes que a mí me dejó alucinado. Porque claro si yo voy a Madrid y les planteo a mis cofrades, colegas, amigos que vamos a debatir sobre la Hispanidad es que me echan, sin más.

- Yo creo que no se puede comparar el independentismo con VOX, pero voy a decir una cosa: VOX no ha roto una papelera ni ha cortado la autopista. Aquí estuvieron 15 horas cortando una autopista los CDR y los Mossos mirándoselo.

Sí, sí, la impunidad de los grupos indepes, de los hijos de los estafadores para ser exactos, es un fenómeno social.

- Déjeme hacerle una última pregunta que va ligada al penúltimo libro que usted publicó, ¿Catalunya está en decadencia?

Absolutamente.

- ¿Y no tiene arreglo?

No, las decadencias son muy lentas.

- Ni los romanos sabían que estaban en decadencia.

Ni Atlantic City. Yo creo que ésto va camino de Atlantic City.

- ¿Atlantic City?

Casinos medio vacíos, viejos que van a lo del Inserso. Yo cuando veo esas señoras más mayores aún que yo con el lacito amarillo es una escena que tiene hasta cierta ternura, porque esa es la ignorancia de esa señora que va a Lourdes diciendo “quiero que me quiten el lumbago”. Pues es un poco lo mismo, “es que me van a quitar las pensiones” ¡pero si se las están dando!, se las van a quitar por tonta, sus pensiones están garantizadas pero no por estos, están garantizadas por el Estado. Aquí a diferencia del País Vasco hay un rasgo siciliano.

- ¿Siciliano?, ¿el clan?, ¿la mafia?

El desdén al Estado. En el País Vasco estaba muy claro.

- Sí, estos se creían que la independencia sería un camino de rosas. El Estad se ha puesto en marcha: el Estado, la justicia. Ahora van diciendo que no valoraron la fuerza del Estado.

¿Qué pensaban? Esto es lo que hay.

Hasta el otro día dijeron en TV3 que Borrell había espiado. ¿Qué pensaban, que las embajadas se quedarían con los brazos cruzados? /Una entrevista de Xavier Rius.

Publicidad
Publicidad

41 Comentarios

Publicidad
#26 Oriol, BCN, 23/07/2019 - 00:25

En un dels llibres del Morán de quan el Morán valia la pena, vaig llegir allò que Fraga va presentar Carillo al Club Siglo XXI com un "comunista de cuidado". Ara Morán és el "comunista de cuidado" de la dreta espanyola, que el passeja sens cap mena de vergonya. Cal reconèixer que de tant en tant encara diu coses interessants, a diferència d'

#26.1 Oriol, BCN, 23/07/2019 - 11:49

Però és que és veritat! Hi ha una sèrie d'ex esquerranosos que ara són joguines de la dreta espanyola. Salvant les distàncies, el Morán comença a semblar la Rahola i el seu rotllo de l'esquerra caviar. "No, si yo soy más comunista que nadie, pero Sánchez es un peligro para el país, los de Podemos son muy tontos y Vox no es una amenaza para

#26.2 Oriol, BCN, 23/07/2019 - 11:50

El més trist de gent com el Morán, el Trallero, etc., és que quan les classes dirigents -de veritat- hagin acabat de treure'ls el suc els tractaran com a una pell de taronja (si és que llavors encara són vius, és clar).

#26.3 Sergi Sergio, Barcelona, 23/07/2019 - 14:04

Como os jode que os digan 4 verdades bien dichas. Ala, a rabiar.

#26.4 Oriol, BCN, 23/07/2019 - 16:50

No, si jo estic molt tranquil! En realitat, el que és un miracle és que tota aquesta història no s'hagi acabat molt pitjor. I encara que pugui ficar-me amb el Morán, té un discurs articulat que és una meravella en un mitjà com aquest. Però de tota manera el que he dit és veritat: en aquests moments està totalment instrumentalitzat.

#25 Carles Fortuny, Palau de la Degeneralitat, 23/07/2019 - 00:21

Que vergüenza que la genestapo siga aún en activo:
https://www.elconfidencial.com/espana/2019-07-22/mossos-grupos-parapoliciales-practicas-cataluna-proces_2123063/

#24 Telamarinera , Vng, 22/07/2019 - 22:37

Un periodista/escritor libre y de carácter asturiano.

#23 Kevin, Cervera, 22/07/2019 - 15:54

L’entrevista potser és interessant però és impossible llegir-la en català. Si feu anar traducció automàtica almenys repasseu el resultat i no contribuïu a destruir més la llengua.

#23.1 Figueras, Figueras, 22/07/2019 - 23:24

Doncs jo l'he entès perfectament, en canvi hi ha un lector indepen x aquest diari que escriu fatal, ja possats l'hi comentes que no es carregui la llengua... A no, que aquest es dels vostres...

#23.2 Oriol, BCN, 23/07/2019 - 00:23

Un exemple: "Aquell esperit de quan m'ho presenten em dóna la mà, jo em torno i qui m'ho presenta" Òbviament el castellà deia: "Aquel espíritu de que cuando me lo presentan me da la mano, yo me vuelvo el que me lo presenta". No pot anar predicant la moral de l'esforç i ser tan cutre, Sr. Rius.

#23.3 Oriol, BCN, 23/07/2019 - 11:47

A veure, em podeu posar tots els punts negatius que us vinguin de gust, però la frase que he transcrit està tan mal traduïda que cal reconstruir l'original castellà per entendre-la. I no és l'única. Això és una potineria impressionant. Ja posats a fer, podrien deixar l'entrevista en castellà i almenys no faria mal als ulls.

#23.4 Sergi Sergio, Barcelona, 23/07/2019 - 14:07

Estic d'acord es la punyetera mania de traduir i traduir, cony, si aquest senyor ha parlat en castella, doneu ll'entrevista en catella i punt, si es cen catala, doncs en catala, quina mania de traduir.

#22 Mayor Dundee, Coll de la Marrana, 22/07/2019 - 14:52

El gran Gregorio es dels pocs cronistes que mantenen la seva dignitat intacta a pesar de tot el desgabell que hi ha dins del periodisme actual. No haver-se vengut mai per un plat de llenties, ni pel furor patri es de les poques coses gratificants que encara existeixen. Larga vida, Gregorio!