Publicidad
Política · 29 de Octubre de 2019. 22:53h.

Canadá veta a Puigdemont

El expresidente quería ir a Quebec a hablar de la independencia

Canadá veta a Puigdemont

Canadá ha denegado al expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, viajar al país, según publica este martes el diario 'La Presse'. El medio explica que Canadá ha optado por no permitir a Puigdemont viajar a territorio canadiense tras las acusaciones que el Estado español ha hecho en la tercera euroorden contra el expresidente.

El medio explica que las "acusaciones penales" contra él hicieron que los funcionarios optaran por denegar el viaje a Puigdemont, ya que los funcionarios vieron "preocupantes" estas acusaciones.

Puigdemont ha estado intentando entrar en Canadá durante meses en respuesta a las invitaciones del movimiento independentista quebequés. El juez instructor del Tribunal Supremo emitió el pasado 14 de octubre una nueva euroorden contra Puigdemont tras la sentencia que condenó por sedición los dirigentes independentistas.

Publicidad
Publicidad

21 Comentarios

Publicidad
#20 La volta al món , Barcelona, 30/10/2019 - 19:50

Els canadencs, no el volen veure ni en pintura, i se suposa que és un pais democràtic, encara que després del revés, per Puchi potser NO

#19 Uno que os lee, Al sur de Waterloo, 30/10/2019 - 19:33

¿A Puchi le han vuelto a tongar con lo del visad0, como le pasó la otra vez? El pobre analfa no aprende, no.

#18 Josep, Mollerussa, 30/10/2019 - 17:19

Nadie te quiere, Puchi. Ademas de ser un estorbo, ya no eres noticia. estas OUT.

#17 Pan con tomate y jamón Ibérico, La peste amarilla daña el cerebro…, 30/10/2019 - 16:46

Próximo viaje... Corcega... ya verás que gracia les hace a los franceses... ¿y no le podrían enviar a la Guayana...? si hombre, allá se puede entretener en un trabajo sostenible... como descapullador de iguanas.

#16 l'avi Florenci, Barcelona, 30/10/2019 - 16:01

Fa tres setmanes un il·luminat sortia a TV3 preguntant perquè Canada tenien referèndum i perquè nosaltres no. Es preguntava que tenen els Canadencs que els catalans no tenen. La resposta és clara: els Canadencs tenen decència i vergonya, no deixar entrar a Puigdemont és la prova. Molts catalans van vendre les dues per un plat de llenties