Publicidad
Política · 31 de Marzo de 2021. 17:57h.

Ciudadanos ve una "guerra de poder" entre ERC y JxCat

Carrizosa denuncia que "todos ellos esperan colocar a los suyos"

Ciudadanos ve una "guerra de poder" entre ERC y JxCat

 

El presidente del grupo parlamentario de Ciudadanos, Carlos Carrizosa, ha atribuido la situación de bloqueo que vive Cataluña respecto al nombramiento del presidente de la Generalitat a una "guerra de poder" entre ERC y JxCat.

"ERC y JxCat están enredando a hablar de un fantasmal 'consejo de la república' que no sirve para nada, que no decidirá nada sobre las vacunas, que no decidirá nada sobre los 500.000 parados que tenemos en Cataluña, que no decidirá nada sobre nuestro sistema sanitario, pero que sí supondrá una guerra de poder entre los partidos independentistas ", dijo durante una visita a Sitges.

Carrizosa ha insistido en que se está produciendo por la "lucha de egos" entre ERC y JxCat porque "todos ellos esperan colocar sus, todos esperan prevalecer en el espacio independentista y todos descuidan cuáles son los problemas reales de los catalanes, de los cuales ni siquiera hablan ".

Publicidad
Publicidad

4 Comentarios

Publicidad
#4 Protágoras, bcn.España, 01/04/2021 - 12:50

Carrizosa y la dirección de C's no se enteran; si siguen por ese camino conseguirán desaparecer. C's tiene que centrar su política en los principios que le dieron origen; la defensa de los castellano-catalanes. De la igualdad de derechos del 55% de la población que han sido relegada a ciudadanos de segunda. Y dejarse de milongas.

#3 Marcial, Santa Coloma, 31/03/2021 - 21:38

Pero qué guerra? se dan unos magreos tan tórridos que parecen dos rottweilers a la hora de la salsicha. Alguno acabará desorejado. Antoniu no miris.

#2 Ciudadano Sinmitos, Barcelona, 31/03/2021 - 20:02

En los años 30 esa guerra ya existió. Entonces acabó con Cambó apoyando a Franco y Companys enviado al cielo estelado.

#1 Luigi., Barcino, 31/03/2021 - 19:14

La lucha por el poder podría ser,por ejemplo, entre PSOE y PP, pero esto va mas allá. Los post-convergentes se creen que son los dueños de Catalunya y se resisten a perder la propiedad.