Publicidad
Política · 5 de Febrero de 2021. 12:00h.

El apaciguamiento de Cataluña

El apaciguamiento de Cataluña

Me he quedado con el cuerpo más arreglado y el ánimo más tranquilo tras saber que todo un profesor universitario, aunque sea de Teoría Política, el señor Josep Costa, y eso sí, ex vicepresidente del parlamento de Cataluña por los independentistas de Waterloo, considera que el señor Salvador Illa es “El Mal”. Tal cual, es decir el mismísimo maligno, el diablo en persona. Asistimos los catalanes, por lo visto, no a una campaña electoral sino a la representación fuera de temporada navideña de “Els pastorets” aunque al candidato socialista no se le han entrevisto ni los cuernos ni el rabo propios de cualquier inquilino del infierno. No me atrevería a decir lo mismo de su correligionario, el señor José Zaragoza, que va dejando tras de sí un rastro de azufre como de recién llegado de las calderas de don Pedro Botero.

El caso es que el maléfico ex ministro de Sanidad ha vuelto a Cataluña como el hijo pródigo que regresa al hogar paterno en medio de la algarabía que le proporcionan las encuestas. Con su retorno tal como reza su eslogan Cataluña vuelve, como si hasta ahora hubiéramos estado cerrados por vacaciones, asistiendo a los bailables de Miquel Iceta y aquí no hubiera pasado nada más relevante. Anda el candidato socialista entregado en cuerpo y alma a la santa cruzada de pasar página, recomendando un amnésico para olvidarnos de estos últimos diez años, porque por lo visto el personal ya ha dicho “basta”. En su misión evangelizadora se olvida de algún pequeño e insignificante detalle, como que los socialistas catalanes se mostraron en su momento partidarios del supuesto “derecho a decidir” de Cataluña, así que inocentes del todo tampoco lo son en relación a todo lo ocurrido. Pero pelillos a la mar. 

La cosa no tiene demasiada importancia porque "La parte contratante de la primera parte será considerada como la parte contratante de la primera parte", es decir, los independentistas no andan por la labor, es más, juran en arameo que “lo volverán a hacer” ya sea vía exprés, -en un aquí te cojo, aquí te mato- o jugando a estrategas de estado mayor, esperando la oportunidad cosmológica amagados como los cazadores de perdices detrás del seto, con la rara astucia que siempre les caracteriza y que les ha llevado de derrota en derrota.

Mientras tanto el gobierno de España anda enzarzado en su mesa de negociación, un panal de rica, y trata de colar unos indultos por toda la escuadra que rehúsan de plano los presuntos beneficiados. Pretenden una amnistía que iguale el actual régimen democrático con el régimen franquista y equipare las decisiones judiciales de ambos. ¡Chachi pirulí!. En Cataluña hay un problema político, exactamente el que han creado ellos mismos al pasarle la legalidad por el dobladillo de los pantalones y ahora ejercen el brillante papel del pirómano bombero, aunque claro está -buenos son ellos- en beneficio propio. Al insignificante resto de los catalanes mismamente que nos den morcilla.

A todo el mundo le da mucha penita, pena -y con razón- verlos entre rejas. Todavía no he escuchado a nadie, que se haya compadecido de los ciudadanos anónimos, que sufrimos lo que solo nosotros sabemos cuando parecía que en Cataluña la calle era suya y podían hacer exactamente lo que les viniera en gana. Solo quienes lo vivimos sabemos que aquello era pura y simple violencia. Para que más que la verdad. Ahora el señor Illa quiere poner cataplasmas frías, rebajar el soufflé, hablar y dialogar, llegar a acuerdos, hacerles mimitos, y carantoñas. Una cosa muy loable.  Pero como dice mi admirado Rafael Jorba, para reconciliarnos los catalanes, primero deberán reconocerse los hechos o sino habremos visto dos películas diferentes.

Por el momento hay una tregua, un estado de gracia y con el tercer grado a los “putos amos” de las cárceles catalanas - ¡oh casualidades de la vida! – en vigencia porque ningún fiscal, que se sepa, ha tenido la ocurrencia de recurrir la concesión quizás por aquella de no estropearles la campaña electoral a “los presos políticos” y no amargarles la fiesta. Ya se sabe que España para estas cosas es muy suya, un régimen autoritario, una democracia poco consolidada y bla, bla, bla. 

Todo este paisaje de congratularse con los independentistas por tierra, mar y aire, guarda una gran similitud con los denodados esfuerzos que hicieron los regímenes democráticos para contentar las peticiones de Adolf Hitler y que acabaron con el ignominioso acuerdo de Múnich gracias a la cual la Alemania nazi se salió con la suya y se comió una parte de la antigua Checoslovaquia.  Aquello fue el preámbulo de todo lo que vendría después.  Winston Churchill al referirse a ellos, a los políticos que alcanzaron aquel pacto, escribió que “os dieron a elegir entre la guerra y el deshonor. Y elegisteis el deshonor. Ahora tenéis guerra y tenéis deshonor”.

No, por nada.

@manueltrallero

 

 

Publicidad
Publicidad

7 Comentarios

Publicidad
#6 Sharp, Tarragona, 06/02/2021 - 12:48

¡Chapeau!

Desde luego yo no forma parte de los catalanes que, segun Illa quieren olvidar lo pasado: El olvido es consecuencia de la pena y el arrependimiento.

#4 Benet S., Barcelona, 05/02/2021 - 15:29

Els sediciosos i la seva banda de deliquents han convertit en un desert alló que abans era l'oasis català basat en el prestigi a Madrid, capdaventers en economia i harmonia social. Avui som la riota i el ridicul arreu, amb sismil empreses deslocalitzades i sense cap entitat bancaria autoctona. El mal que han fet es colossal i no tenen perdó.

#4.1 Hèctor, Barna, 05/02/2021 - 16:03

Hauríem de tornar doncs a l'època Pujol que devia ser quan anàvem tan bé.

#3 Joanet, Bcn, 05/02/2021 - 13:57

El Salvador Illa és un home universitari, amb cultura i experiència. Afirma de sí mateix que és català, però vol una Catalunya dependent i sotmesa, i és aferrissadament contrari a que Catalunya pugui votar i decidir el seu futur. En aquestes circumstàncies podem dir que Salvador Illa "és el Bé" ?

#3.1 Sergi Sergio, Barcelona, 05/02/2021 - 14:19

Joanet, vosaltre sou al MAL, esteu ensorrant Catalunya, portan-la a la decadencia mes absoluta, desde que veu començar el vostre akelarre no hem parat de baixar i baixar, fe-ho mirar, sou tan fanatics que ni sabeu al mal que esteu fent.

#2 Mike, SANTA COLOMA DE GRAMANET, 05/02/2021 - 12:39

Sr trallero, sus articulos son muy buenos y muy inteligentes, chapó.

#1 Ramon, Barcelona, 05/02/2021 - 12:39

Brillant article¡ . Sr. Rius ha de posar al Sr. Trallero en nòmina ...