Publicidad

Solo Elena y la CUP pedían una autoridad externa de control de los Mossos

El consejero cupero

Las dos principales propuestas que estaban en la génesis de la comisión de Estudio sobre el Modelo Policial en el Parlament, creada a instancias de la CUP, no han prosperado. Por un lado, la cámara ha tumbado la creación de un mecanismo de control independiente y externo que evalúe las actuaciones de los Mossos d'Esquadra, tal y como pretendían el conseller de Interior Joan Ignasi Elena y los anticapitalistas, y por otro , ha caído la propuesta de eliminar las balas de foam.

Tras más de 22 jornadas de trabajo por las que han pasado un centenar de comparecientes, la comisión votó el viernes las conclusiones de los grupos parlamentarios en su última sesión y se constató el fracaso de los objetivos de Interior y de la CUP, que a través de su acuerdo con ERC para la investidura de Pere Aragonès logró poner en marcha la comisión parlamentaria.

Los socialistas, junto a Junts, Ciutadans y Vox echaron por tierra la idea de crear el mecanismo externo que fiscalice la actuación de los Mossos. Y en el caso de los proyectiles de foam fue ERC que evitó su prohibición completa y sólo permitió la revisión de su uso y la eliminación de los llamados SIR-X, los más lesivos.

Aunque ERC, la CUP y los comunes presentaban ideas similares para dar forma a la creación de la autoridad externa de control, Junts, PSC-Units, C's y Vox las tumbaron todas y frustraron un aval parlamentario al planteamiento del Departamento de Interior.

Publicidad
Publicidad

0 Comentarios

Publicidad