Publicidad
Política · 20 de Junio de 2010. 12:08h.

El declive de ERC comenzó con el no al Estatut

Un estudio del sector afín a Carod conduece a los republicanos al punto de partida

El declive de ERC comenzó con el no al Estatut

Carod y Puigcercós, en una imagen de archivo

Un estudio elaborado por sectores de Esquerra afines a Carod-Rovira a partir de los sondeos del Centre d'Estudis d'Opinió de la Generalitat parece demostrar que no han sido el pragmatismo y la moderación los que han provocado el declive electoral de esta formación política, sino la supuesta deriva que ha venido adoptando ERC a partir del verano del 2006, tras su rechazo al nuevo Estatut, según informa La Vanguardia.

El estudio parte de una constatación: a principios de esta década, un sector del electorado catalán que votaba al PSC en las elecciones generales y a CiU o a ERC en las autonómicas - 350.000 votantes-habría encontrado en Esquerra la opción idónea, en tanto "nacionalista y de izquierdas", capaz de aglutinar también a "autonomistas y federalistas" en torno a un programa de gobierno. ¿La prueba? Los óptimos resultados de ERC en los comicios catalanes del 2003 y en las inmediatas legislativas del 2004. Sin embargo, siete años después, Esquerra no ha logrado fidelizar a ese electorado, y su retroceso - acentuado por el impacto de la crisis sobre el Govern- parece conducir a los republicanos al punto de partida.

La hipótesis del estudio se asienta en el contraste entre los sucesivos resultados de ERC (o sus expectativas en los sondeos) y los diversos avatares que han salpicado la peripecia de Esquerra en los últimos siete años. Así, para empezar, se destaca que ni el pacto con el PSC en el 2003 ni la participación pragmática en el Govern tuvieron un coste político inmediato para ERC. La situación se mantuvo estable - con índices de fidelidad electoral cercanos al 75%-hasta la primavera del 2006 (a pesar de la excursión de Carod a Perpiñán o su posado con una corona de espinas). El declive se produjo solamente a partir del rechazo de Esquerra al nuevo Estatut, cuando se impusieron las tesis maximalistas. Y la prueba de ello es que en octubre del 2006 (ver cuadro adjunto) las expectativas electorales de ERC cayeron sustancialmente y lo hicieron en favor de CiU en las catalanas y del PSC en las generales.

Ciertamente, los republicanos salvaron los muebles en las autonómicas del 2006 -sólo perdieron dos puntos y dos escaños-y parecieron estabilizar las pérdidas tras la formación del nuevo Gobierno tripartito. Sin embargo, las sacudidas internas y una estrategia de independentismo testimonial que alcanzaría una de sus máximas expresiones a principios del 2008 volvieron a acentuar el deterioro. Los indicadores de los sondeos y los pésimos resultados de ERC en marzo de ese año -cuando perdió cinco de sus ocho escaños- reflejaron las consecuencias de una "huida a la estratosfera" que ignoraba el auténtico dilema de los votantes catalanistas de centroizquierda: quién gobernaría en Madrid. En esos comicios, la "mitad de los votantes que perdió ERC fueron al PSC y una cuarta parte a CiU".

La evolución posterior es elocuente: en mayo del 2010, menos de la mitad de los electores de ERC volvería a repetir su voto en las autonómicas y sólo una tercera parte lo haría en las generales. Esta perspectiva confirmaría, a juicio de los autores del informe, que el problema de ERC no es de "catalanidad sino de credibilidad". Y de ahí que el fundamentalismo independentista de Joan Carretero apenas se beneficie de las pérdidas de ERC. Pero hay más evidencias: a medida que ERC va perdiendo jirones de su electorado más moderado, la fisonomía de sus votantes cambia; hasta el 2006, más de la mitad de los electores de ERC eran partidarios de una España federal, pero a partir de entonces se imponen los partidarios de la independencia. Es decir, ERC "no ha perdido el voto independentista sino el federal". La magnitud de la decepción se refleja en la sospecha de que muchos de esos electores sólo votaron una vez a ERC.

Publicidad
Publicidad

15 Comentarios

Publicidad
#15 EX-votant ERC, Lleida, 21/06/2010 - 19:38

El declivi d.ERC comença des del primer moment que s'enganxen a la mamella i li troben el gustet. Èticament han demostrat ser uns deficients morals. L.alcalde de Vilaller i el seus intents de requalificació en són un clar exemple...

#14 Carles, Puigcerdà, 21/06/2010 - 13:58

El declivi va començar en el moment que esquerra, es va convertir en subordinat del psoe, aquesta es la realitat, mai un partit m'havia fet tant de mal com vau fer vosaltres.

#13 Jaume, Terrassa, 21/06/2010 - 10:08

VOTAR PUIGCERCÓS = VOTAR MONTILLA

VOTAR ERC = VOTAR PSC/PSOE

#12 Miquel, BCN, 20/06/2010 - 23:51

El declivi d'Esquerra (abans ERC) va començar quan van entregar "la clau" als espanyols a canvi de "la cullera"

#11 Mariona, Barcelona, 20/06/2010 - 20:40

El declivi d'ERC va començar en el mateix moment que varen signar el primer Pacte del Tinell, que ha saber que van signar no s'ha sabut mai n'hi el per que el pscPSOE els te tan enganxats.