Publicidad
Política · 9 de Enero de 2019. 10:28h.

"El PSC no ha aprendido nada de estos últimos años”

Dante Pérez, alcalde que se pasó al PPC: “Siguen por el mismo camino"

"El PSC no ha aprendido nada de estos últimos años”

Dante Pérez, exalcalde de Gimenells

Dante Pérez -de 32 años- es la prueba fehaciente de que no hay tanta diferencia entre izquierda y derecha. Fue aquel alcalde de Gimenells -en Lleida- que antes de las elecciones al Parlament del 2017 se pasó al PP. Conozco algún otro caso similar. Como el de Ferran Mascarell, que se pasó del PSC a CDC. Pero lo de Dante Pérez debe ser sincero: se hizo militante del PP cuando en el congreso de Sitges tras el batacazo más importante del partido en Catalunya sacaron sólo cuatro escaños. El único cambio que percibo es que antes iba con barba y ahora sin.

- Lo suyo no es por interés personal. Se ha hecho militante del PP de Catalunya en el peor momento.

Creo que el PP catalán ya se está recuperando. El peor momento fue hace un año cuando, a mi juicio injustamente, la mayoría de electores catalanes constitucionalistas concentraron el voto en Ciutadans, viendo que Arrimadas podía ganar las elecciones al independentismo. En esas elecciones fui de número dos por el PP en la provincia de Lérida, como independiente, aun sabiendo de la improbabilidad de obtener el escaño, que las encuestas nunca dieron, lógicamente previa renuncia del acta de consejero comarcal que en su día me brindó el PSC, de cuya ejecutiva provincial era miembro y militante. Si bien, no esperaba que esa decisión terminara costándome la alcaldía, por no haberla obtenido con las siglas del PSC, sino con una marca exclusivamente municipal y transversal, como era Candidatura de Progreso. En 2011 nos presentamos con las siglas del PSC, yo iba el tercero, solo sacamos dos concejales, por lo que me quedé fuera. En las siguientes municipales, en 2015, encabecé la candidatura con las siglas de CP, sacamos 5, mayoría absoluta. Aun así el PSC consideraba la alcaldía de su dominio y maniobró para poner en mi contra los concejales de mi grupo, consiguiéndolo. Para salvar la ley antitransfuguismo, que me venía protegiendo ante mociones de censura, forzaron la dimisión de uno de ellos, y el entrante solicitó la no adscripción a mi grupo municipal. Así, con éste y los cuatro votos del PDECAT, prosperó la moción de censura el pasado 27 de marzo.

- ¿Antes, le hizo la campaña a Susana Díaz en Cataluña en las primarias del PSOE, le perdonó el paso al PP?

En las primarias del PSOE vi la oportunidad y la necesidad de aportar lo que estuviera en mi mano para cambiar el partido desde dentro e intentar volver al PSOE de la transición. Esa corriente la representó en ese momento Susana Díaz, y yo participé activamente en su campaña, incluso abriendo el acto de alcaldes y concejales que le organizó Abel Caballero en Madrid. Sin embargo, el resultado fue un desastre, especialmente en el PSC, donde el discurso de la plurinacionalidad de Pedro Sánchez arrasó. También es cierto que se cometieron errores, el mayor, no haber explicado por qué fue del todo indispensable abstenerse para facilitar la investidura a Rajoy, y mira que había razones de peso, de Estado, y argumentos para ello, además de ser la mejor opción para España, que no podía estar un día más sin Gobierno, y para el propio PSOE, porque de haber forzado las terceras elecciones se hubiera hundido completamente. Pero faltó valentía. En cuanto a cómo se tomó Susana mi paso al PP; me dijeron que muy mal, pero a la política no se viene a hacer amigos, sino a defender ideas y proyectos de país.

- Pero usted, si me permite decirlo, debía ser como una joven promesa en el PSC de Lleida: el alcalde más joven, consejero comarcal, miembro de la ejecutiva de Lleida;

Seguramente podía haber tenido mi espacio; eso sí, sometiéndome a los dictados de Iceta, y el PSC en general. Y es cierto que en política, uno rara vez se identificará al 100% con el programa de un determinado partido, pero hay cuestiones infranqueables, y para mí la cuestión territorial lo es. Recuerdo una comida de partido en que Iceta dio un discurso que me indignó, y al ver que no le aplaudía, el primer secretario de Lérida me reprendió. En el PP no tengo cargo alguno, pero voy a un mitin de Alejandro Fernández y pienso; este discurso sí me representa.

- ¿A su juicio qué ha hecho mal el PSC?

Ha hecho muchas cosas mal, como todos, pero para mí hay algo imperdonable, que es no haber aprendido nada de estos últimos años. Siguen por el mismo camino que nos ha traído hasta aquí, permitiendo, cuando no facilitando, la ocupación por parte del nacionalismo de todos los espacios públicos y de poder en Cataluña. Tienen una visión de la política y la sociedad catalanas totalmente cortoplacista. Y creo que no van a cambiar, pues quienes podrían haber supuesto una esperanza de renovación futura se fueron, o han sido expulsados. En el PSOE, el sanchismo llegó para quedarse.

- ¿Por qué se fue al PP y no a Ciudadanos? 

Suelen preguntármelo. Lo cierto es que el día que dejé el PSC me llamó varias veces el diputado de Ciutadans por Lleida en el Parlament, Jorge Soler, no sé con qué intención, puesto que no le cogí el teléfono. Conozco a Ciudadanos desde hace mucho, cuando obtuvieron su primera alcaldía en España, que fue la de mi municipio, de 2007 a 2011, y ya andaba Rivera por ahí. No me parecen de fiar. Además, para mí cometieron, no ya el mayor error político, sino la mayor irresponsabilidad política que recuerde, fruto del egoísmo, que fue condicionar su apoyo al 155 a la convocatoria inmediata de elecciones en Cataluña; sacaron un buen resultado, pero de nada sirvió. Cuando pienso que, de no ser por ello, en estos momentos, en lugar de Torra, podríamos tener ese mismo 155, me indigno. Además, entiendo que si uno, tras un proceso de reflexión, se va del PSOE por no compartir estrategia, lo lógico es ir a la alternativa, no a quien pueda terminar siendo su muleta.

 - ¿Han dejado de saludarle colegas de su expartido? 

Sí, recuerdo especialmente la campaña para el 21D, en Lérida, cuando nos cruzamos, algunos me giraron la cara. Reconozco que fueron unas semanas muy intensas emocionalmente, e incluso llegué a tener sentimiento de culpa en algunos momentos. Alguna prensa fue muy dura conmigo. Me acusaron de chaquetero, de vendido, cuando había renunciado a una más que probable carrera política en el PSC por no traicionar mis ideales, y a cambio de nada. Afortunadamente, hoy solo siento satisfacción y orgullo.

danteok.jpg

 - ¿Es difícil ser militante del PP en Catalunya?

Hoy en día es difícil ser militante de cualquier partido, excepto si eres nacionalista en Cataluña o el País Vasco, y el nivel de exposición es enorme. Tiene que gustarte mucho, y aun así, a veces es inevitable reflexionar en si merece la pena. Además, es especialmente dura en los pueblos pequeños, por la cercanía y la falta de privacidad. En octubre del 2017, los independentistas me hicieron dos caceroladas delante de casa, por la noche. No se lo deseo a nadie. Ayudó que en el PP me recibieran muy bien, y desde el primer día que me siento como en casa.

 - ¿Esto del proceso cómo se arregla?

Revirtiendo el proceso de ‘construcción nacional’ iniciado por Pujol hace 40 años, cuyo único fin era y es la separación de España. Hay que tener claro quién es el único responsable, porque lo es en exclusiva, y no confundir, como suele hacer el PSC, señalando al PP como copartícipe del auge del independentismo. Y eso debe hacerse desde Cataluña pero sin el nacionalismo, es decir, con el 155, que no es otra cosa que recuperar el Estado en esta comunidad. Y obviamente, los medios audiovisuales públicos y la educación no pueden ser instrumentos controlados por y para el separatismo.

 - Sospecho que usted debe ser partidario de mano dura

Me gusta más la palabra firmeza. Pero es que está demostrado que cuanto más se les deja hacer más se envalentonan. Y al contrario, cuando se aplicó el 155 por fin se pudo respirar en Cataluña, decían que no lo acatarían de ninguna manera y al final no hicieron nada, ni lo harán si se vuelve a aplicar.

 - Pero hay casi dos millones de catalanes a favor de la independencia

De esos 2 millones, un enorme porcentaje no están dispuestos a hacer el más mínimo sacrificio o renuncia por la independencia, por tanto, no creo que se les pueda considerar independentistas. Estos, más pronto que tarde, solo por la estabilidad política y social que traería un 155 en condiciones en Cataluña, se olvidarían rápidamente de la independencia.

 - En el fondo, la aplicación del 155 fue una balsa de aceite. En la Generalitat no dimitió nadie

Así es. Ahí está Elsa Artadi, por ejemplo, que siguió como si nada. No les importa nada más que el sueldo que cobran, desorbitado, dicho sea de paso. Resulta obvio. Para mí, no hay nada más despreciable que un político sin valores. Y ellos han demostrado no tenerlos. Si al menos viera a un dirigente independentista con valor y dignidad, dispuesto a renuncias personales en pro de la independencia, tendría mi respeto. Pero no hay ni uno. Son todos unos farsantes. El único ahí que me parece coherente es Bernat Dedéu, y por eso lo tienen vetado.

 - ¿Usted cree que el catalán es un cobarde?

Josep Pla, que conocía Cataluña mejor que nadie, así lo creía. Yo creo que, a pesar de todo, en Cataluña se vive relativamente bien, es una tierra próspera, abierta, diversa, en definitiva, magnífica, y con unas instituciones con amplísimas competencias. Y cuando se tiene tanto, uno se vuelve, o debería volverse, cuanto menos, prudente. Sin duda, la recuperación generalizada de ese atributo tan catalán será el final del independentismo. Y el 155 aceleraría ese proceso.

 - ¿Me dejo algo? Usted viene de una familia de alcaldes: su bisabuelo lo fue con la República, su abuelo con el franquismo y su padre con la democracia.

De esa circunstancia lo que más destacaría es que mi abuelo, almeriense, combatiente republicano, herido en la Batalla del Ebro, que tuvo que exiliarse en Francia y pasar por el sistema franquista de redención de penas, en cuanto pudo regresar, sin dejar de declararse abiertamente republicano mientras vivió, acabó siendo nombrado alcalde de mi municipio por un gobernador franquista. Hoy tiene una calle dedicada, aunque ya veremos qué pasa con ella con la pretendida reforma de la Ley de Memoria Histórica del PSOE que, tal como está planteada, me parece un despropósito cuya única finalidad es reabrir heridas con fines electoralistas.

 - Gimenells -que tiene uns 1.100 habitantes- es casi un pueblo de nuevo cuño: lo fundó Franco

 Gimenells fue al sector agrícola lo que el área metropolitana de Barcelona al sector industrial y de servicios, esto es, la llegada y asentamiento en los años de la posguerra de flujos de trabajadores venidos del resto de España a Cataluña, a fin de satisfacer la creciente demanda de trabajo. En el caso de Gimenells, este fue obra del INC (Instituto Nacional de Colonización), posteriormente IRYDA, que creó más de 350 pueblos nuevos en España, de los cuales, solamente 4 en Cataluña. De hecho, ese organismo, dependendiente del Ministerio de Agricultura, lo que hizo fue rescatar el proyecto general de la Reforma Agraria de la Segunda República, que no pudo materializarse entonces por falta de tiempo, y desarrollarlo. Y de manera muy exitosa, por qué no decirlo. Por cierto, mientras aquí, en Cataluña, algunos todavía nos tratan de colonos por nuestros orígenes, la Diputación de Huesca, gobernada por el PSOE, con muy buen criterio, reconoció el año pasado con su premio más prestigioso, el Félix de Azara, a los pueblos de colonización de su provincia, como ejemplos de sacrificio, convivencia, repoblación de zonas deshabitadas y progreso. Es impensable que la Diputación de Lérida, gobernada por el PDCat, hiciera lo propio aquí.

 - ¿Objetivos para 2019?

Recuperar la alcaldía de mi municipio, con el PP. Los últimos 4 años han sido de un intenso aprendizaje. Así que ahora estoy más curtido. Creo que la mayoría del pueblo rechazaba la moción de censura que me hicieron, y me alegra que me paren por la calle para pedirme que me vuelva a presentar. Lo más importante, que son las ganas, las tengo. /Una entrevista de Xavier Rius.

Publicidad

6 Comentarios

Publicidad
#10 Anna, Lleida, 09/01/2019 - 20:25

Molt bona entrevista. CLAR I CATALÀ! ALGÚ HO HAVIA DE DIR!!!!

#9 VUELTA del ESTADO a CATALUÑA...para SIEMPRE..., ..."recuperando" TODAS las COMPETENCIAS..., 09/01/2019 - 16:48

«CATALANITÀT =ÉS= HISPANITÀT»

“Frente a un secesionismo sin alma ni razones,

excepto el =AUTO-ODIO=

proyectado al resto de ESPAÑA,

los catalanes LEALES...

queremos seguir siendo FIELES

a nuestras raíces HISPANAS”

#7 VUELTA del ESTADO a CATALUÑA...para SIEMPRE..., ..."recuperando" TODAS las COMPETENCIAS..., 09/01/2019 - 15:54

La ÚNICA =S O L U C I Ó N= al problema del SEPARATISMO

es la VUELTA del ESTADO a CATALUÑA...para SIEMPRE,

para "DESANDAR" lo "ANDADO" por el 'PUJOLET',

"recuperando" TODAS las COMPETENCIAS...

[="convertidas" en "ESTRUCTURAS·de·ESTADO"

por los SEPARATISTAS...] ...

#3 botifler1914, Sinitaca, 09/01/2019 - 14:20

Mucha suerte en la vida y en las futuras elecciones.

#2 Pepón, Bcn, 09/01/2019 - 12:13

Correcto. Estos del PSC son pecadores impenitentes