Publicidad
Política · 10 de Julio de 2017. 07:20h.

El retrato de Dorian Macron

La Francia de Macron, por Joan-Daniel Bezsonoff

El retrato de Dorian Macron

Sentado en una mesa, el presidente Macron aparece en su foto oficial ante una ventana que da a los jardines del Elíseo, rodeado con la bandera francesa y la europea.

Hay un libro sobre la mesa. La secretaría del presidente ha mencionado tres títulos. Rojo y el Negro de Stendhal, Las nourritures terrestres de André Gide y Las memorias del general De Gaulle.

A pesar de su juventud, Emmanuel Macron pertenece a las viejas generaciones por sus gustos. Para él, la literatura es el centro de la vida. Chirac, Hollande y Sarkozy preferían el poder y las mujeres.

La obsesión de Macron parece ser el restablecimiento de la autoridad presidencial así como la voluntad de inscribirse en la historia.

El presidente Mitterrand, agnóstico melancólico y literato, visitaba los cementerios e interrogaba los místicos sobre el más allá.

Chirac, el ladrón condenado, era un cínico y no creía realmente en la política. Tanto le hacía dejar un rastro para la posteridad.

Sarkozy, culo de mal asiento, quería poner en marcha una reforma cada día y no hacía nada.

Hollande, el bocazas bromista, pretendía instalar una presidencia normal, lejos de los fastos del general De Gaulle y del presidente Mitterrand.

Macron quiere reinar en el modo de Júpiter. Un presidente debe proteger las artes y las letras. '' France, mère des arts desde armas te des lois. '' (Francia, madre de las artes, de las armas y de las leyes.) Cantaba Joachim du Bellay.

Los libros citados indican tendencias interesantes.

Rojo y  Negro es la historia de un joven ambicioso, admirador de Napoleón.

Las nourritures terrestres pueden aparecer como una exaltación de los sentidos y una oda discreta a la sexualidad. Es muy interesante que el presidente se refiera a André Gide, novelista que a pesar de su premio Nobel de literatura casi ha caído en el olvido.

Las memorias de guerra del general De Gaulle, obra realmente extraordinaria donde el caudillo de la Francia Libre forja su leyenda, se adscriben al género de la epopeya. Los críticos suelen decir que este libro, lleno de sentencias y de retratos inolvidables, parecía traducido del latín.

El presidente Macron debe haber meditado esta máxima del general. ‘’ L’autorité ne va pas sans prestige, ni le prestige sans l’éloignement. ‘’  (No hay autoridad sin prestigio, ni prestigio sin alejamiento.)

Publicidad
Publicidad

1 Comentarios

Publicidad
#1 pepe.----, andorra, 10/07/2017 - 09:56

Alguna imagen ha de dar este señor, vulgar marioneta de la agenda globalista q volvera a poner de rodillas ante los alemanes toda la economia francesa, franceses, españoles e italianos somos vulgares vasallos de los boches, pq estamos en la III guerra mundial, pero ahora se hace con pasta, no con cañones y los boches, van ganando.