Publicidad
Política · 25 de Febrero de 2020. 14:07h.

El Sabadell no recibió "ninguna presión" del Rey

Oliu argumenta que la marcha de Catalunya fue por "razones puramente técnicas"

El Sabadell no recibió "ninguna presión" del Rey

El presidente de Banco Sabadell, Josep Oliu, ha afirmado durante la comisión del 155 en el Parlament que el traslado de la sede social a Alicante obedeció a "razones puramente técnicas y no políticas". Oliu ha negado también que recibiera presiones de la Corona y el Estado, como se aseguraba desde el independentismo.

"Fue una decisión necesaria en un contexto social convulso, con incertidumbre e inquietud por el movimiento de saldos", ha dicho Oliu, además de considerar que fue una "decisión extraordinariamente difícil y lamentable". En este sentido ha cifrado en 4.500 millones los saldos perdidos en la primera semana de octubre del 2017, de los que el 57% procedía de clientes de Catalunya.

También ha remarcado que "no recibí ninguna presión ni de la Corona ni del Gobierno. Fue al margen de todo esto". El banquero también ha afirmado que habló con Puigdemont, Junqueras y Forcadell y "les dije que había esta cuestión latente y que íbamos trampeando la situación, pero que había riesgos. Teníamos la información de la inquietud de los clientes".

Preguntado por un posible retorno, ha considerado que "aún no se dan las circunstancias para ello". "No está sobre la mesa un posible retorno, pero el futuro siempre da muchas vueltas", ha sentenciado.

Publicidad
Publicidad

2 Comentarios

Publicidad
#3 Pepe, Alacant, 25/02/2020 - 22:27

El prusés ha conseguido que 5.567 empresas, y 53.000 millones de euros, hayan huido en estampida de Cataluña, ante este panorama, es evidente que la Caixa y el Sabadell, no necesitaron de presiones monárquicas ni gubernamentales, para decidir abandonar Cataluña.

#1 Chachachá, Barcelona, 25/02/2020 - 14:57

Evidentment que no van rebre cap pressió, ni per part d'Espanya, ni del Rei ni del moro mussa, s'estaven descapitalitzant i van "posar pies en polvorosa" per tal de parar el reguitzell de comptes que marxaven, vulgarment dit, cagant llets cap a nous horitzons