Publicidad
Política · 3 de Diciembre de 2018. 17:24h.

“En Catalunya se ha montado una red con dinero público para fomentar el independentismo”

Ibai Noguera, autor de “Salvar Cataluña": “Hay mucha gente que procura no destacar para no ser blanco de represalias”

“En Catalunya se ha montado una red con dinero público para fomentar el independentismo”

Ibai Noguera

El otro día, por mediación del colega Siscu Baiges -un histórico del periodismo en Catalunya- cayó en mis manos un libro sobre el proceso: “Salvar Cataluña” (Estudio Ediciones). Fruncí un poco la nariz: ¿otra obra sobre el proceso? ¿Qué puede aportar de nuevo después de los más de 500 que se han publicado ya sobre el tema? Pues que es una novela, no un ensayo. Lo devoré en un par de días. Explica por dentro -con datos- como ha podido salir adelante durante seis años. Si este libro lo leyeran en La Moncloa ficharían al autor -el nombre es un seudónimo- para contrarrestar el relato del proceso.

- Si la Moncloa quisiera desbaratar el proceso deberían crear un think tank como el que usted describe y ponerlo usted al frente.

A la primera parte de la pregunta le respondo que Sí. A la segunda que No. Hay gente mucho más preparada y especializada en redes sociales para convertir la ficción de SALVAR CATALUÑA en realidad.

- Dice que los independendistats han “sabido crear un relato”. ¿Qué es el relato?

Un relato es una narración estructurada. En este caso es un sueño diseñado para convencer a cientos de miles de personas que necesitaban una esperanza alentadora tras sufrir continuas bofetadas por los recortes y por la crisis económica.

- ¿Y cuál es el relato del proceso?

Es una fantasía que promete un futuro muchísimo mejor: Más dinero para los catalanes (el cuento de los 16.000 millones que España nos roba cada año), la prosperidad sin límites (los bancos y las empresas no marcharán, se van a pelear por venir a Cataluña), una administración mucho más eficaz (¿Porque no han empezado ya?), Cataluña nuevo estado de Europa (vemos cómo la UE ha negociado el Brexit y las duras consecuencias para el Reino Unido), etc… Toda una serie de promesas positivas que generan ilusión, pero los que las formulan saben que son falsas.
Esta semana hemos visto la reacción de colectivos que todavía sufren los recortes: Personal sanitario, maestros, estudiantes, bomberos, … Algunos ya no se creen el relato y exigen solucionar los problemas reales, ya.

- ¿Cómo hay que llamar a los que se oponen al proceso: constitucionalistas o unionistas?

Los no independentistas no somos un bloque compacto, somos como una macedonia de frutas difícil de definir con un solo adjetivo. Yo los definiría en formato de receta de cocina: unas cucharadas de europeísmo (queremos seguir siendo europeos), unos centilitros de sentido común (vivimos en un mundo global), unas gotas de sentirnos parte de un país como es España (aunque entendamos que necesita corregir defectos), una porción de sentirnos catalanes (y conscientes de que no somos superiores a nadie) y todo ello regado con grandes dosis de realismo (no creemos en los milagros). A cada uno que le pregunte le contestará con distintos ingredientes y medidas de esta receta. Yo le he dado las mías.

- ¿De dónde saca que para obtener un escaño por Lleida son 21.000 votos y para Barcelona más de 48.000?

La provincia de Barcelona elige a 85 diputados en las elecciones autonómicas y viven 4.124.321 personas con derecho a voto, si los divide salen 48.521 votos por escaño. En Lleida, la población con derecho a voto es de 313.736 personas que eligen 15 escaños, si los divide le saldrán 20.915 votos por parlamentario. Por supuesto, la población varía de unas elecciones a otras y hay un porcentaje de abstención, pero el concepto es válido siempre.

- Usted, más que de fractura social habla de “amargura general”. 

En Cataluña han instalado la corrosión del carácter a nivel masivo. Han convertido en hooligans políticos a cientos de miles de personas. Es muy difícil razonar con un hooligan y eso ha fragmentado la sociedad, se han roto amistades, familias, grupos de trabajo… La gente está triste y aunque las próximas Navidades serán menos tensas que las de 2017, la comida de Navidad en algunas familias transformará la mesa en un pequeño Vietnam.

- El protagonista de la novela, un joven de buena familia, recrimina a la burguesía catalana no haber “actuado” contra el proceso.

La mayoría de las empresas son conservadoras y a veces demasiado tácticas. Temen perder clientes si se muestran no favorables a la independencia.  Les interesa prioritariamente su cuenta de resultados inmediata, trimestral o anual. A los gestores no les preocupa tanto el futuro porque quizás entonces ya no ocuparán esa posición en la empresa y no van a sacrificar el presente por un hipotético futuro.  Después de los acontecimientos en el Parlament del 6 y 7 de septiembre y del 1 de octubre de 2017 empezaron a moverse… aterrados. Eso es lo que trata de reflejar la novela.

- ¿El proceso es supremacista? Usted cita los tuits de Torra.

Torra dijo: "Los españoles solo saben expoliar", "Vergüenza es una palabra que los españoles hace años que han eliminado de su vocabulario", "Si seguimos aquí algunos años más corremos el riesgo de acabar tan locos como los mismos españoles", "El fascismo de los españoles que viven en Cataluña es infinitamente patético y repulsivo". Hay muchos más tuits de él y de otros, también declaraciones públicas. Eso es supremacismo y el hecho de que ningún dirigente independentista los condenara les convierte en cómplices. Uno de los parámetros que jalea insistentemente el independentismo es la superioridad de los catalanes frente al resto de españoles y eso tiene un calificativo.

- ¿Cómo juzga el papel de los Mossos? En la novela no quedan muy bien.

Los Mossos poseen todas las competencias en materia de seguridad ciudadana, incluyendo las de Policía Judicial a las órdenes de jueces y fiscales.
Según el Informe Gerard que ocupa una parte importante de la novela, Puigdemont, unos meses antes del 1 de Octubre forzó la salida de dos personas clave en la jerarquía de los Mossos d´Esquadra, el conseller de Interior, Jordi Jané, y Albert Batlle, director general de los Mossos d'Esquadra, que fueron sustituidos por independentistas radicales. Con estos cambios se garantizaban el control de los Mossos d´Esquadra a los que el movimiento independentista considera estructuras del nuevo Estado. Los Mossos deben cumplir órdenes de sus superiores y parece ser que algunas de esas órdenes que les llegaron no se ajustaban a la legalidad. Según tituló el diario EL PAÍS: “Jueces y fiscales dejan de confiar en los Mossos por su pasividad ante el referéndum”.

- ¿Y TV3 y Catalunya Ràdio?

Partiendo de la base de que una novela es ficción, aunque a veces la realidad la supera, una conversación entre los protagonistas habla sobre la teoría de los cubiertos: “Tienen un “tenedor” para fijar su mensaje, un conglomerado de medios de comunicación públicos como son TV3, Catalunya Ràdio, emisoras municipales y televisiones locales, dependientes de ayuntamientos o diputaciones controladas por independentistas; medios privados como RAC1, Punt-Avui, ARA y La Vanguardia, entre otros; productoras de televisión financiadas por TV3; y redes sociales tipo Instagram, Facebook o Twitter”.

- ¿Los tertulianos indepes han vendido el mensaje?

Los tertulianos forman parte de la “cubertería” indepe que cuenta la novela y son: la “cuchara” para alimentar a su audiencia, a la que convencen con cuantas noticias o ideas les infunden los presentadores de programas, entrevistadores, tertulianos y troles…” SALVAR CATALUÑA explica como se monta una red para influir en la sociedad a través de Internet y los teléfonos móviles. Una red como la que viene funcionando con dinero público desde hace años para fomentar el independentismo.

- ¿Qué papel ha jugado el Grupo Godó?

El grupo Godó siempre ha intentado pegarse al poder, lo hizo con Aznar, con Pujol y con Mas. Sus distintos medios, Rac1, La Vanguardia y 8tv se han repartido en esta última etapa las sensibilidades, aunque siempre decantados hacia una parte.

- Santi Vila, Joan Coscubiela o Miquel Iceta son considerados “traidores” por los independentistas. Sin duda hay más.

Muchísimos más, pero no cabían en el libro. Hay que procurar no cansar al lector. Me consta que usted también ha sufrido estos azotes. Hoy día insultar sale gratis.

- “Les prometían guiarlos hasta Ítaca y ni siquiera han llegado al Ikea de l’Hospitalet”. ¿La frase es suya?

Sí, es cosecha propia. Ítaca e Ikea suenan casi igual, e ilustra que el procés no ha llegado muy lejos.

- ¿Esto cómo se arregla?

Ahora sí que me remito a su primera pregunta. Que pongan en marcha un tink tank que analice bien que parte de razón tiene el movimiento independentista y la resuelvan. El 47% de la sociedad que ha comprado este sueño irá despertando poco a poco como lo han hecho esta semana algunos colectivos de funcionarios de sanidad, educación, y también estudiantes a los que les aplican unas tasas académicas muy elevadas mientras gastan el dinero público en embajadas del “país de nunca jamás”.

- La pregunta final es obligada porque escribe con seudónimo: ¿Quién es Ibai Noguera?

La novela habla de una oficina siniestra indepe y de sus cloacas del estado. Y existen. Aunque no me siento amenazado, preferiría no aparecer en su lista negra para evitar ser víctima de los ataques habituales. En Cataluña mucha gente actúa como yo, procuran no destacar para no ser blanco de sus represalias. Así que he decidido poner una cortina de por medio. Ibai Noguera no es nadie. Me refiero a que no es nadie conocido. No puede exhibir un currículo de intelectual o de alguien que haya sido importante en alguna materia. Podríamos decir que es ex inmigrante, ex vecino del extrarradio, ex obrero del metal, ex follonero sindical, ex universitario, y ahora ex critor. Un personaje creado para escribir un thriller político de actualidad SALVAR CATALUÑA. / Una entrevista de Xavier Rius.

Publicidad

13 Comentarios

Publicidad
#10 Neferu, Barcelona, 04/12/2018 - 13:46

El domingo pasado en una comida me hablaron del libro y me lo recomendaron.

#9 Sergi, Barcelona, 04/12/2018 - 13:12

Verdades como catedrales. Hay tanta gente viviendo del cuento patriotico que forman una gran red de parasitos chupando dinero publico a mansalva.

#8 Menjamela Grandi, Anapurna, 04/12/2018 - 12:07

Pues ahora viene un relato mucho más potente y mejor estructurado porque no está inflado artificialmente, ni basado en mentiras ni en manipulaciones, ni en dinero público, para darles la réplica a separratas y golpistas: VOX. Temblad, payasos.

#7 Alwix, BCN, 04/12/2018 - 09:51

Em sembla que hi ha episodis del TBO amb més profunditat. Alguns han fet del "tema" un modus vivendi.

#7.1 Santi F., BCN, 04/12/2018 - 12:46

Sí. El Puchi y sus seguidores.

#7.2 Sergi, Barcelona, 04/12/2018 - 13:15

Miles i miles vivin del conte patriotic a base de chiringuitos y mamandurrias diversas i variadas, desde Puigdemont i la seva dona fins un munt de gent desconeguda maman cales publics a manta.

#6 Venanci, Barcelona, 04/12/2018 - 08:44

Molt bona feina l'edició d'aquesta novela, llàstima que l'autor hagi d' utilitzar un pseudonim per evitar les reaccions sectaries i vergonyants de la colla de sediciosos i fanatics. Es alucinant com un pais civilitzat com el nostre tinguem de suportar les amenaces d'aquests bandarres talment com l'alemanya del 34. Cal mà dura per combatrels.