Publicidad
Política · 31 de Octubre de 2008. 15:42h.

Faltan 1.500 Mossos, según la UGT

La Policía de la Generalitat acaba el despliegue 14 años después

Faltan 1.500 Mossos, según la UGT

Imagen del acto de commemoración

El  presidente de la Generalitat, Josep Montilla, acompañado por el vicepresidente, Josep Lluis Carod-Rovira, y el conseller d’Interior, Relacions Institucionals i Participació, Joan Saura, ha presidido en Amposta (el Montsià), el acto conmemorativo del fin del despliegue de los Mossos d'Esquadra en todo el territorio de Catalunya, que se culminará esta medianoche con el despliegue de 1.547 agentes en el Camp de Tarragona y las Terres de l’Ebre.
 
En este sentido, el SAP-UGT de Catalunya, sindicato mayoritario en este cuerpo policial, quiere no obstante evitar "cualquier tipo de triunfalismo por parte del Departamento de Interior". Recuerda que este despliegue se ha hecho "gracias al esfuerzo de los y las agentes de los Mossos de Esquadra y a pesar de la mala gestión del propio departamento". Cuando el desplegament llega a su final, el SAP-UGT cifra en "al menos 1.500 efectivos su déficit estructural".

El asentamiento del cuerpo policial catalán en todo el territorio "empieza cojo", expresan. "Faltan, como mínimo, 1.500 efectivos, más de los que reconoce el conseller de Interior, Joan Saura, quién culpa de la carencia de efectivos el poco interés de los agentes de la Guardia Civil y de la Policía Nacional para ocupar las plazas que se les habían reservado".

El SAP-UGT denuncia que estos ofrecimientos "se han hecho tarde y mal y que nunca ha existido una verdadera voluntad política de crear 1.500 plazas para agentes provenientes de otros cuerpos. Es una excusa absurda para enmascarar la mala planificación y gestión que el Departamento de Interior ha hecho del despliegue final del cuerpo policial catalán".

"Por contra, la imagen de la policía autonómica es otra: la insostenible carencia de efectivos obliga a muchas unidades y servicios a llevar a cabo jornadas laborales maratonianas, y a la vez pone en riesgo tanto la calidad del servicio policial que se presta a la ciudadanía como la propia salud y seguridad de los integrantes del cuerpo de los Mossos d'Esquadra", lamentan.

Publicidad
Publicidad

0 Comentarios

Publicidad