Publicidad
Política · 3 de Abril de 2019. 18:26h.

“Intentaron arrebatarme el arma”

Un guardia civil declara que el 1-O un manifestante “la asió por la empuñadura”

Un guardia civil ha declarado este miércoles en el juicio del procés que uno de los manifestantes que se encontraba en el centro de votación de Sant Cebrià de Vallalta (Maresme) intentó arrebatarle la pistola reglamentaria. “Una persona, desde atrás, de las que habíamos sacado, tiró de un cable antihurto para evitar que te quiten el arma y lo arrancaró”, ha asegurado en el Supremo a preguntas de la fiscalía.

“Posteriormente, asieron el arma por la empuñadura intentando tirar de ella”, ha continuado el testigo. La pistola del agente, en todo caso, no pudieron sustraerla porque la funda tiene un sistema de seguridad que obliga a “sacar el arma de una manera determinada porque si no no sale”. “Gracias a Dios no salió, no consiguieron encontrar el mecanismo”, ha relatado.

Por otro lado, el guardia civil ha calificado de “festiva” la actitud de una pareja de Mossos que se encontraban en el centro de votación, mientras la Guardia Civil llevaba a cabo el operativo policial. También ha manifestado que los agentes de la Policia de la Generalitat “estaban bastante separados de la actuación del centro” y no les prestaron ayuda “en ningún momento”.

Esta tarde han declarado diferentes guardias civiles que participaron en operativos el 1-O y todos han coincidido en explicar que recibieron insultos como “hijos de puta” o “fascistas”. También ha relatado que en determinados momentos de la actuación policial, los agentes recibieron “golpes, puñetazos y patadas” por parte de los concentrados, provocando heridas levas en algunos agentes.

Imagen de una actuación de la Guardia Civil el 1-O
Publicidad
Publicidad

0 Comentarios

Publicidad