Publicidad
Política · 14 de Marzo de 2018. 12:06h.

Jefes de los Mossos engañaron a Policía Nacional y Guardia Civil

Crearon "una estrategia" para blindar el 1-O mientras simulaban obedecer a las fuerzas del Estado

Jefes de los Mossos engañaron a Policía Nacional y Guardia Civil

Mossos se abrazan con los votantes en Vielha

Un grupo de jefes de los Mossos en Lleida estaban siendo investigados por el tribunal número 4 de su localidad por un posible delito de desobediencia del 1-O, y también por posible falsedad documental o la sedición, según informa El Periódico. Los investigadores dan por hecho que hay indicios de que “utilizaron la fuerza mediante la instrumentalización de la sociedad civil” en aquella jornada.

Les atribuyen haber difundido o permitido la difusión de instrucciones e información reservada adquirida gracias a sus cargos para impedir que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado pudieran evitar la celebración de la consulta como ordenó el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC).

Entre los cargos policiales investigados está el comisario jefe Xavier Monclús, responsable de esta Región policial; el inspector Roderic Moreno, de quien dependió la Sala de Poniente desde la que se daban órdenes a los agentes de área del 1-O y el inspector Xavier Salvador Ribelles, responsable de Seguridad Ciudadana, aunque son muchos más los mossos (y alcaldes) que en estos momentos están bajo la lupa del tribunal.

Los investigados dejaron rastro digital sobre polémicos hechos en la que participaron, por acción o por omisión, el 1-O. También evidencias de cómo engañaron a Policía y Guardia Civil o dieron instrucciones para vigilarlos, facilitando o no evitando que asociaciones y políticos locales vinculados a la resistencia a los colegios lograran datos muy sensibles, incluyendo identificación de matrículas o de secretas a petición de particulares o los lugares donde se dirigían o donde después pernoctaban agentes de estas fuerzas de seguridad. El comisario Monclús llegó a enviar un e-mail el 1-O reclamante informe de todos sus movimientos.

Se le otorga gran importancia en las diligencias judiciales a un chat de WhatsApp en que, el 29 de septiembre, participaron 21 jefes de los Mossos. Llegó la noticia de que representantes de la Guardia Civil y la Policía estarían presentes en el CECOR de Lleida (sala de comandos para supervisar el dispositivo policial Ágora) y buscaron "una estrategia" para crear dos salas, al admitir que los demás miembros de las fuerzas y cuerpos de seguridad de ninguna manera podían estar "en la cocina". “Sí, y donde ellos estén debemos tener un poco de actividad [...], que si no ...", se apuntó entonces.

Esta parte de la citada conversación por chat, que protagonizan el comisario Monclús y el inspector Moreno, hace concluir a los investigadores que el 1-O se establecieron no uno, sino dos centros de coordinación: el primero en el que se trató de "fingir" el acatamiento al mandato judicial por haber efectivos de Guardia Civil y Policía Nacional como testigos. Y un segundo, sólo de mossos, de donde salieron órdenes para dar "amparo y seguridad" e incluso "colaborar" con el referéndum.

Uno de los señalados, el inspector Moreno, mantuvo además contactos con ERC y consiguió (sobre la ocultación de material electoral) y transmitió información delicada, según diligencias de la Guardia Civil tras analizar su móvil.

Chateó de forma continuada los días previos al 1-O con Joan Ballana, concejal del Ayuntamiento de Vic, por el que la policía judicial también muestra interés en su investigación.

El inspector Moreno consideraba a Ballana "persona de confianza de Marta Rovira", según se desprende de su propia agenda, y le facilitó instrucciones recibidas de las autoridades judiciales y la cúpula de la policía autonómica, dirigida por Josep Lluís Trapero.

Por su lado, Ballana transmitía siempre el flujo informativo recibido, contestando a su interlocutor con frases como "ok, lo paso!"; “transmito tu información" o "ya he avisado a los alcaldes".

Publicidad
Publicidad

5 Comentarios

Publicidad
#6 pepe, andorra, 14/03/2018 - 20:19

ostias, asta aora no lo abia visto: fijate los plumas lo mucho q se quieren entre ellos....

#5 Fermin, Barcelona, 14/03/2018 - 15:15

Aquest cos de sediciosos ha de tenir un castig exemplar que generi escarment per possibles aspirants...no es possible que el braç executor de la banda del pastisser-boig quedi al marge del procés judicial que s'ha d'obrir i sentenciar amb les penes mes severes. Mentres els mantinguin els catalans ens sentim totalment indefensos amb aquesta purria.

#4 Carles Fortuny, Palau de la Degeneralitat, 14/03/2018 - 14:44

Por si aún queda quien tenga dudas que era un golpe de estado planeado y nada espontáneo.
Solo espero que a más tardar cuando se acaben los juicios, se disuelva a este cuerpo golpista que en países de nuestro entorno como Francia o Inglaterra ya estaría disuelto.

#3 Carlos Gomez, no reirse que es peor, 14/03/2018 - 13:01

Quants anyets de jugar al domino amb el Correa de la Gürtel l´esperen al mariscal Trepero.

#2 pepe.----, andorra, 14/03/2018 - 12:26

menuda novedad....Eso lo sabia todo el mundo q iba a pasar y como se sabia se uso la vieja táctica del funcionario q consiste en dar largas a todo y cuando llegas al final, te dicen q no se puede pq no hay tiempo.