Publicidad
Política · 27 de Junio de 2019. 20:38h.

La conversión de José Antich

De denunciar la "infiltración nacionalista" a defender el proceso

La conversión de José Antich

El director de 'El Nacional', José Antich, ha manifestado este jueves en el programa 'Tot es mou' que la monarquía es una institución "alejada de la gente" y ha criticado que el Rey Felipe VI no haya modificado la agenda para ir a visitar el incendio que afecta a la Ribera d'Ebre mientras que sí se ha reunido con Fomento y Barcelona Global. La visión actual de Antich sobre la monarquía contrasta con lo que defendía el año 2012, cuando la veía como una institución que "se ha revelado a lo largo de más de tres décadas tremendamente útil para los intereses de los españoles" y deseaba que "esta línea se mantenga y se refuerce".

"Hoy en el país hablamos del fuego, de la preocupación de la gente en torno a esto, y un señor que viene de Madrid mantiene su agenda de una manera inalterable, se ha reunido con el lobby Barcelona Global, con el presidente de Fomento..., yo creo que uno de los problemas de estas instituciones tan alejadas de la gente es que cuando viajan en un lugar no responden ni están al corriente de los problemas del país" ha apuntado Antich durante su intervención en TV3.

llufa.jpg

"Hoy, por ejemplo, el Rey ha tenido una oportunidad de cancelar su agenda y viajar a la Ribera d'Ebre. Con gestos así quizás la imagen que tiene la monarquía en Catalunya sería muy diferente que la que tiene" ha afirmado.

En plena crisis de la monarquía tras la cacería del Rey emérito en Botsuana, Antich salió en defensa de la institución en un artículo llamado "La salud del Rey". "La monarquía se ha revelado a lo largo de más de tres décadas tremendamente útil para los intereses de los españoles. Es de desear que esta línea se mantenga y se refuerce" escribió siendo el director de 'La Vanguardia'.

El director de 'El Nacional' consideró entonces que no había que juzgar al Rey por el incidente de Botsuana. "La actitud del Rey al frente de la Jefatura del Estado no debe ser juzgada por este incidente, como muy bien han querido señalar con firmeza desde el Gobierno de Mariano Rajoy".

José Antich fue nombrado director de La Vanguardia una semana después de que José María Aznar lograra la mayoría absoluta en el año 2000 y fue destituido después de que Artur Mas, candidato al que apoyó el diario, perdiera 12 diputado en las elecciones del 2012.

En su etapa como periodista de 'El País', Antich denunció en un artículo que el Gobierno de Jordi Pujol propugnaba "la infiltración nacionalista en todos los ámbitos sociales". El actual director del Nacional aseguró que el Ejecutivo de Pujol estaba estudiando este plan para "la obsesión por inculcar el sentimiento nacionalista en la sociedad catalana, propiciando un férreo control en casi todos sus ámbitos".

Publicidad
Publicidad

5 Comentarios

Publicidad
#6 Juanico, Bcn, 28/06/2019 - 08:24

Si.

Qui ho hagués dit, que trobariem a faltar a Juan Carlos, oi ?

#5 Robertwalser74, Barcelona, 27/06/2019 - 23:42

Aquest senyor ja sap positivament que la seva carrera de periodista serà, en el millor del casos, una anècdota. Y a falta de pan, buenas son tortas. Abonat a la menjadora i llestos....

#4 TARARÁ, Barcelona, 27/06/2019 - 23:22

Home, Antich, el rei tenia la seva agenda i tampoc havia d'anar apagar el foc Sembla que els que també tenien l"agenda plena són en Torra i n'a Colau. Un parell de bons representants de CAT i BCN.

#3 Fins els ovaris, Figueres, 27/06/2019 - 22:14

El que s'està demostrant és que el Govern i els seus cortesans són del tot prescindibles. Per exemple, no cal que rebin el Rei o en Sánchez, ja ho fan altres per ells i la vida segueix i ningú no els troba a faltar

#2 Carlos Gomez, bestia amb forma humana, 27/06/2019 - 21:22

Qui l´ha vist i qui el veu

Quins anys aquells en que al pepeantichisenyora se li posava dura amb l´himne de la gaviota i babejava amb els incendiaris discursos de donjosemari, aquell que es donava piquitos i perreava en catala a la intimitat amb l´Antiga Casa Pujol.

I mes monarquic que les perruques empolsades.

Te acuerdas Pepe ?