Publicidad
Política · 2 de Enero de 2017. 17:56h.

"La independencia no será en el 2017"

Santiago Espot: "No se puede jugar con los sentimientos de la gente haciéndoles creer que antes de fin de año tendremos un pasaporte catalán y nos sentaremos en la ONU"

"La independencia no será en el 2017"

Santiago Espot, con su último libro

Santiago Espot (La Pobla de Segur, 1963) es, de momento, el único que ha desobedecido -junto con los concejales de la CUP acusados de quemar fotos del Rey- porque no ha contestado ni al juez ni al fiscal en su comparecencia en la Audiencia Nacional porque tanto Joan Coma como Montserrat Venturós sí lo hicieron. Lo que nunca he entendido es como un independentista como él no lo invitaban -como tampoco a Solidaritat- a las reuniones del Pacto Nacional por el Derecho a Decidir. Quizás con esta entrevista se entenderá porqué.

- No sabía que era nieto de Guardia Civil.

Sí. Era brigada y originario de Albacete. Una anécdota que no hace más que reafirmar la idea de que la independencia de Catalunya vendrá también de la mano de los hijos, o los nietos, de los mismos españoles. Como también ocurrió con las colonias americanas de España. Solemos conocer a los españoles mejor que a los catalanes de pura cepa. Y saber cómo es el enemigo (y España es el enemigo del independentismo, como es normal) es una de las primeras condiciones para poder ganar. A menudo los catalanes estamos en la inopia cuando se trata de analizar la personalidad y trayectoria de quien nos tiene apretados.

- Su abuelo no estaría orgulloso de usted...

No lo sé. Cosas más improbables se han visto! De todos modos, no lo podremos saber nunca porque murió cuando yo tenía quince años y aún no me había significado como independentista. No he sido ningún "niño prodigio" en esta materia, a diferencia de otros que dicen que nacieron casi con la estelada en la cuna. De hecho, provengo de una familia sin tradición catalanista, más bien al contrario dado mis antecedentes familiares. Mi paso al independentismo fue producto de una actitud racional y no sentimental. Hubo un momento, cuando tenía dieciocho o diecinueve años, que me pregunté qué era una patria y cuál era la mía. Después de analizarlo llegué a la conclusión de que sólo tenía una: Catalunya.

  

- Usted, en la Audiencia Nacional no contestó ni al juez ni al fiscal.

Sí, así fue. No tengo que dar explicaciones sobre mis posicionamientos y pensamiento político a una fiscal o un juez español. Sería reconocer mi sumisión nacional e ideológica al poder del que yo me quiero liberar. Podrán obligarme a ser español administrativamente, pero nunca haré nada que visualice esta condición. Como decía Golda Meier: "entiendo que nos quieran hacer desaparecer, pero no me pidan que colabore a hacerlo posible". Puede que por ser judía, algunos independentistas no quieran escuchar estos consejos, y en cambio defienden aquellos que quieren aniquilar occidente por hereje. Personalmente, prefiero seguir las consignas de los que se han ganado a pulso su libertad en contra de casi todo el mundo, y aún hoy lo hacen día a día, como es el caso de Israel.

- Y usó el catalán...

Sí, claro. Las siete u ocho frases que necesité para decir que no declararía las pronuncié en catalán. No hacerlo hubiera sido contradictorio con lo que acabo de decir hace un momento. Los catalanes sufrimos a menudo un complejo de esclavo que se manifiesta claramente con la claudicación que hacemos de nuestro idioma de forma cotidiana, y lo vestimos de educación o por "facilitar la comunicación". Sólo hay que poner la oreja por las calles de las principales ciudades de Catalunya.

Cuando estás ante un tribunal español que te quiere juzgar por ejercer de independentista (serlo dicen que lo puedes ser ... como si te perdonaran la vida) lo peor que puedes hacer es someterte idiomáticamente a la primera de cambio. Entonces, ya has perdido la partida antes de empezar. Ellos piensan (y no les falta parte de razón) que si no tienes la firmeza de mantenerte con lo que representa mejor tu condición nacional, que es tu idioma, no lo harás en nada.

- ¿Joan Coma ha desobedecido? Él contestó a todas las partes.

Fui a Vic el pasado mes de octubre cuando se celebró el acto a su favor. Al margen de las diferencias ideológicas que pueda tener con la formación que él representa, para mí, ante todo, es un independentista que atraviesa una situación parecida a la mía y tiene toda mi solidaridad. Sobre lo que hizo ante el juez, él sabrá porque lo ha hecho. Afecta su situación procesal que es personal e intransferible. Por lo tanto, no tengo nada más que decir.

- Por el momento los únicos que han desobedecido han sido usted y los concejales de la CUP que quemaron fotos del Rey.

Posiblemente lo ve así parte de la opinión pública. Pero, personalmente, prefiero no hablar de desobediencia porque supone una obediencia preestablecida. Al menos en mi caso, prefiero hablar de confrontarse políticamente con el estado como he hecho y haré. Toda independencia no pactada es el resultado final de un enfrentamiento entre el poder de un estado y la nación que quiere la secesión de éste. Hasta que no estamos dispuestos a afrontar esto, no haremos nada.

- Su presencia en la Audiencia Nacional también tuvo menos eco mediático.

Sí, es normal. En Catalunya se ha impuesto una partitocracia que domina los resortes políticos, mediáticos y también buena parte de los asociativos. Cuando son muchos los que no han hecho nada profesionalmente que no sea cobrar un sueldo oficial, o vivir de la subvención, es lógico que no quieran dar protagonismo a los que no formamos parte del "club"... no sea que tuvieran la oportunidad de denunciar según qué cosas que los podrían perjudicar.

- Ya me perdonará, pero a usted le apoyaron cuatro gatos. Los de la CUP fueron en autobús y fue la noticia del día para el Telenotícies.

Cuatro gatos, pero los buenos. Siempre hay que valorar más la calidad que la cantidad. Aún así, vuelvo a decir que es normal si tenemos en cuenta que hoy la política catalana es prisionera de los partidos parlamentarios. Todo lo que se haga fuera de tus tentáculos, no tiene su bendición. Naturalmente, si yo hubiera sido contemporizador con sus actuaciones, dijera que "lo tenemos a tocar" y fuera partidario de la revolución de las sonrisas, mi caso estaría en las agendas de ERC, PDECAT o la CUP y saldría por todas partes acompañado de diputados y cargos institucionales. De todas formas existe una diferencia notable entre los concejales de la CUP que quemaron fotos y yo. A mí me están acusando de escribir un manifiesto político. Este hecho debería escandalizar a nuestros políticos. Pero como actúan como un gremio, sólo se defienden entre ellos.

- Tengo una duda: ¿por qué no lo invitan a las reuniones del Pacto Nacional por el Derecho a Decidir?. Ni a usted ni a Solidaritat. Se me hace extraño.

Solidaritat supuso un revulsivo en el panorama parlamentario catalán. No sólo por su independentismo contundente, si no por la denuncia que hizo de muchos aspectos de un sistema político catalán que a menudo tiene más de régimen que de otra cosa. Como es normal, pues, no "tejió" las complicidades necesarias para mantenerse en el Parlament. Y seguramente también cometieron (y cometimos) errores, pero otros los cometen muy gordos y hace veinte años que están sentados en un escaño del Parlament. En este proceso, la crítica desde las filas del mismo independentismo es deliberadamente vendida como "poner palos en las ruedas". Confundimos la necesaria "unidad" con una "unanimidad" enfermiza propia de sociedades sin una larga tradición democrática y parlamentaria. Personalmente, no pienso entrar a hacer el juego a la oficialidad del proceso para ver si me cae una canonjía.

- Puigdemont de un lado a otro. Sale de la reunión tras pactar un referéndum pactado con Ada Colau y en el mensaje de fin de año dice que lo hará sí o sí en 2017.

Puigdemont y muchos otros. Si sólo fuera el president ... Nos hemos instalado en un escenario donde los plazos y los conceptos cambian según los equilibrios y las necesidades de ERC, el PDECAT y la CUP. Y ahora también se han añadido los del grupo de los llamados "comunes". Todo el mundo te vende el proceso según cómo puede beneficiar mejor sus intereses de partido o disimular sus debilidades. ¿Consecuencia de todo esto? Una auténtica ceremonia de la confusión en una época donde todo el mundo habla de transparencia y de no engañar a los electores. ¡Y aún algunos se sorprenden de los resultados de según qué referéndums y elecciones presidenciales más allá de nuestras fronteras!

- La pregunta más difícil: ¿cómo terminará el proceso?

Tal como está planteado hoy en día, en algo similar al pasado 9N o bien con elecciones que vestirán con algún adjetivo rocambolesco. Pero la fundación del futuro estado catalán tendrá que esperar un poco más allá de 2017. No se puede jugar con los sentimientos de la gente, haciéndoles creer que antes de fin de año tendremos un pasaporte catalán y nos sentaremos en la ONU como lo hacen Noruega o Perú. Romper con España requiere unos dirigentes políticos dispuestos a llegar hasta el final y buena parte del pueblo dispuesta a seguirlos. Hasta que no entendamos que para modificar territorialmente por primera vez un estado miembro de la UE es necesario perjudicar a alguien y tener una cierta dosis de dureza con quien haga falta, no estaremos en condiciones de comenzar ningún verdadero proceso de secesión. Esto no es poner palos en las ruedas al proceso, es tratar a los catalanes como adultos políticos y no como niños. / Una entrevista de Xavier Rius.

Publicidad
Publicidad

20 Comentarios

Publicidad
#17 Doncs apa, Bcn, 04/01/2017 - 17:07

No perdeu el temps, aviseu el carquinyolaire de seguida, que sembla que no ho te massa clar.

#16 Pepet, Sabadell, 04/01/2017 - 13:23

Un independentista amb 4 dits de front; veritats com punys i de peus a terra. A veure si serveix d'alguna cosa.

#15 Ciudadano Sinmitos, Barcelona, 04/01/2017 - 13:23

¡Uy Santiago, qué mal informado estás! La Independencia de la República Estelada Catalánica llegará seguro en 2017. Será un regalo de los Reyes Magos. ¡Ten Fe en la Providencia, Santiago!

#14 Josepa, Barcelona, 04/01/2017 - 12:55

Sr, Espot, la historia se repite. A los conversos los usan y después los alejan. Tome nota y, no espere acompañamiento porque no lo tendrá. El daño se lo hará a ud. mismo, ellos seguirán adelante.

#13 emprenyat, bcn, 04/01/2017 - 12:37

No el van invitar a la penúltima gran cimera independentista i s'ha emprenyat, però te raó.