Publicidad
Política · 10 de Mayo de 2019. 14:03h.

La parálisis del Parlament pasa facura

Los ciudadanos consideran más importantes las elecciones en el Congreso

La parálisis del Parlament pasa facura

Torra, en la última sesión de control (Foto: Parlamento)

La parálisis del Parlamento en su XII legislatura ha pasado factura, ya que, según el barómetro del Centro de Estudios de Opinión (CEO), los ciudadanos de Cataluña consideran más importantes las elecciones en el Congreso (33,9%) que las elecciones al Parlament (30,5%) -desde abril de 2018 hasta ahora la cámara catalana siempre se había situado por encima de la española-.

El Parlament cerró el año 2018 sin aprobar ninguna ley y tan sólo aprobó tres modificaciones de leyes ya en vigor, dos de ellas, a iniciativa del grupo parlamentario socialista. Una sirvió para demorar la entrada en vigor del plazo previsto para exigir el conocimiento de inglés a los universitarios catalanes y otra para que las mujeres víctimas de violencia machista ingresadas en casas de acogida se pudieran beneficiar de la renta garantizada de ciudadanía.

La tercera modificación, aprobada el 8 de mayo sirvió para cambiar la ley de 2008 de la Presidencia de la Generalitat. La pretensión no era otra que permitir que Carles Puigdemont pudiera ser invertido de manera telemática algún día. La mayoría independentista no hizo caso de los informes de los letrados y continuó adelante con la modificación. El Gobierno de Mariano Rajoy la recurrió ante el Tribunal Constitucional y fue suspendida días después.

Este 2019 el pleno ha aprobado dos, una reforma parcial de la ley del Conca y la supresión del Consejo Comarcal del Barcelonès. Por otra parte, ha validado ocho decretos ley de Govern como la creación de 750 plazas de Mossos y 250 de Bomberos, la recuperación parcial del importe de la paga extraordinaria del año 2013 para los funcionarios, medidas urgentes para mejorar el acceso a la vivienda y la concesión de un suplemento de crédito a los presupuestos de la Generalitat para el 2017, entre otros.

Tampoco han ayudado hechos como el que se produjo el pasado 18 de enero en la comisión de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias cuando la presidenta Montserrat Fornells (ERC) levantó la sesión para protestar contra las detenciones que el mismo día se produjeron a Girona, en el marco de una operación policial por el corte de las vías del AVE el 1-O de 2017, a pesar de que el reglamento del Parlament no lo permite.

Fornells alegó que suspendía la comisión en virtud del artículo 235.2 del reglamento de la cámara catalana, pero el diputado del PSC, Raúl Moreno, le recordó que este punto se aplicará "en caso de alboroto o desobediencia de un diputado ". "Usted está levantando la sesión de esta comisión sin que el reglamento le apoye", le recriminó.

Publicidad
Publicidad

1 Comentarios

Publicidad
#1 Rosa, Barcelona, 10/05/2019 - 19:12

Aquests no tenen vergonya, quan guanya el president i els consellers? .FA SET ANYS QUE NO FOTEN RES. Així va el pais però ells ben farts....