Publicidad
Política · 23 de Febrero de 2017. 13:24h.

"La 'revolta dels somriures' es un timo"

Ramon de España, autor de "Idiocracia" : "¿Usted ha visto alguna revolución protagonizada por buenos burgueses?"

"La 'revolta dels somriures' es un timo"

Ramon de España, con su libro en las manos, en una calle de Barcelona

Tras El manicomio catalán (2013) y El derecho a delirar (2014) el unionisa y sin embargo amigo Ramon de España (Barcelona, 1956) vuelve con Idiocracia. Esta vez no se mete con los catanes en particular sino con los españoles en general cosa que ha propiciado también un cambio de editorial -no sé si pensar mal- de La Esfera de los Libros a Ediciones B. El autor no deja títere con cabeza, sobre todo de este progresismo que, en su opinión, nos llevará a la ruina. Yo, felizmente, no siempre estoy de acuerdo pero hay que leerlo aunque duela.

A usted se le ve decepcionado con la izquierda pero sobre todo con el PSOE.

Creo que el PSOE tuvo la oportunidad de hacer un país mejor y no quiso aprovecharla. De la derecha no esperábamos nada, pero de la izquierda sí. El PSOE se acabó pasando por salva sea la parte la social democracia alemana en la que se inspiraba y convirtiéndose en un partido de seudo izquierda que ha acabado propiciando la aparición de Podemos, sobre los que no puedo decir nada bueno.

Podemos va a ser la segunda depresión

No para mí. Nunca me he creído que cuatro profes de la Complutense tuvieran la solución a los problemas de España. Los encuentro rancios y viejunos, son como bolcheviques de los años 30 que se han equivocado de época y de país. Muchos esperábamos algo a la izquierda del PSOE, pero no esto. Y lo de poner L´estaca en los mítines ya es de juzgado de guardia. Creo que se alimentan de la nostalgia de épocas que no vivieron: los años 30, los 60. Lo del régimen del 78 es un buen hallazgo, pero me temo que solo oculta aquello que cantaba Celia Cruz: Quítate tú pa ponerme yo.

El PSUC tampoco sale bien parado

El PSUC merece cierto respeto. En Cataluña, fueron los únicos que se doblaron un poco contra el franquismo, mientras los sociatas disfrutaban de sus 100 años de honradez y 40 de vacaciones. Algo debieron hacer mal en la transición para acabar condenados a la irrelevancia. Lo lógico, después de haber dado el callo durante la dictadura, sería que se hubiesen colocado mejor en el mapa político, ¿no?

Los antiguos izquierdistas se han dedicado a ganar dinero o han enloquecido. Lo dice usted, no yo. Aunque podría estar de acuerdo.

Abunda el izquierdista que sigue considerándose parte de la solución cuando hace tiempo que es parte del problema. Cebrián y Roures son dos buenos ejemplos. Lo que más me molesta del progre profesional es que nunca hace autocrítica y nunca tiene la culpa de nada. Se ha otorgado una superioridad moral que me revienta.

¿Cómo lo lleva lo de ejercer de español en Cataluña?

No soy el único. De hecho, somos mayoría los que nos parece compatible ser catalán y español. Pero el discurso oficial va por otro lado y para ser buen catalán hay que tenerle manía a España. Desde los tiempos de Pujol se ha fomentado todo lo posible el odio al vecino, y ha funcionado más allá del tradicional 20% de independentistas. De todos modos, lo que sube puede (y suele) bajar.

Es de los pocos que defiende la Transición. ¿Se hizo lo que se pudo?

Creo sinceramente que se hizo lo que se pudo, tal como estaba el patio, con unos militares franquistas más bestias que ni hechos de encargo, con ETA asesinando a granel…Se podría haber hecho mejor, pero se trataba de no volver a llegar las manos, una especialidad muy española. ¿La derecha se salió de rositas? Probablemente, pero también tuvo que tragarse abundantes sapos, y durante un tiempo mantuvo un perfil bajo muy de agradecer que se acabó con Aznar, cuando ser un facha volvió a ser un orgullo para muchos.

También a Adolfo Suárez. No quiero darle un disgusto pero Tardá también defendió a Adolfo Suárez en el segundo debate de investidura de Pedro Sánchez. E incluso ahora lo cita el consejero de Justicia, Carles Mundó, que tambén es de ERC

A Suárez le pasó algo muy español: se le ponía verde en su época y luego se le santificó. Yo creo que fue un tipo listo que vio que al franquismo había que aplicarle la eutanasia porque no tenía ningún futuro en Europa, donde había sido una infame rareza durante 40 años. No sé si era sincero o si solo lo aparentaba, pero hizo lo que pudo en una etapa muy complicada.

Aquí tendemos a idealizar la República como si fuera una Arcadia feliz.

Es una manía que no comparto. La República tenía la razón de su parte, pero de ahí a considerarla una Arcadia…Había mucho odio acumulado en esa época y salió disparado en todas direcciones. Y la izquierda, como de costumbre, se dedicó a matarse entre ellos mientras el enemigo iba todos a una. Conclusión: 40 años de dictadura. Y ahora me parece que seguimos en las mismas, como se pudo comprobar cuando Podemos se negó a hacer presidente a Pedro Sánchez.

También vamos de antifranquistas pero Franco entró en Barcelona sin pegar un solo tiro.

Pues el discurso oficial ha convertido la guerra civil en una guerra entre España y Cataluña. Como si aquí no hubiese franquistas, cuando los había a manta. Y los que no lo eran, se acomodaron porque tenían un curro, un coche y hasta una segunda residencia. Los catalanes nos acomodamos a todo. Ahora nos hemos acomodado al nacionalismo catalán como antes al nacionalismo español. Nuestro lema sigue siendo, No te signifiques.

Yo me quedé de piedra cuando llamaron “fascistas” a Gerardo Pisarello y a los de la Amical de Mauthausen durante la inauguración de la estatuta de Franco. El padre de Pisarello, no sé si lo sabe, fue una víctima de la dictadura argentina.

Nos encanta llamarnos fascistas unos a otros. Lo de la estatua de Franco fue de risa. ¡Y menudo acto de valor el de los que la derribaron! Los huevos había que tirárselos cuando estaba vivo y Barcelona se llenaba de fans para aclamarlo. Ya lo dice el refrán: a moro muerto, gran lanzada. Ahí topamos con los guardianes de las esencias, los mismos que protestaron hace unos días por la instalación de los carritos en el Fossar. Esa gente se ha creído que Cataluña es suya y que solo hay una manera de ser catalán. Habría que pararles los pies, pero, ¿Quién lo va a hacer? ¿Colau, que carece de política cultural y siempre teme que se la acuse de botiflera? ¿Puigdemont, que piensa lo mismo que ellos?

¿Los de su generación se hicieron de izquierdas porque sus padres eran de derechas?

El franquismo, aunque yo solo viví la última época, la más light, era un espanto. Yo solo quería vivir en un país normal, como los de nuestro entorno, donde no censuraran las películas y se respetara la libertad de expresión. Pero puede que España nunca haya sido un país normal. Y en Cataluña hemos pasado de un nacionalismo a otro, de un régimen a otro, de Franco a Pujol y sus descendientes. Se cambia la nación, el idioma y la bandera, pero el concepto funesto sigue siendo el mismo.

En el fondo, a las clases medias de este país ya les iba bien Franco. Al fin y al cabo murió en la cama. En Portugal al menos hicieron una revolución.

Franco se vanagloriaba de haber inventado la clase media. Y la clase media no está para jugarse lo que ha conseguido y es muy bien mirando hacia otro lado. Pasaba durante el franquismo y pasa ahora mismo con el soberanismo. De ahí que la revolta dels somriures sea un timo. ¿Usted ha visto alguna revolución protagonizada por buenos burgueses? Aparte de no ir el 11 de septiembre a la segunda residencia que le obligaron a comprar los españoles, ¿qué piensa hacer el patriota catalán bien situado para alcanzar la libertad de la patria? Nada, aparte de rondinar, que eso se le da muy bien. Las revoluciones las hacen los genuinos oprimidos, los que no tienen nada que perder.

“Mas no ha parado hasta dividir Cataluña en dos”. La frase es suya. ¿Hay fractura social en Cataluña?”

Como le decía, se ha fomentado el odio al vecino, que es algo muy feo y que no se espera de ningún gobierno del mundo, y alguien debería pagar por eso. Mas es solo un oportunista que se hizo independentista de la noche a la mañana para figurar y pasar a la Historia, que es lo único que le interesa. Y ha contribuido a esa fractura social todo lo que ha podido, a esa división entre catalanes buenos (soberanistas) y malos (españolistas). No puede decirse que haya fractura social, pese a las burradas que ha soltado Inda últimamente, pero sí hay claros intentos de provocarla por parte de quien más debería evitarla: los que mandan. Afortunadamente, salvo los fanáticos, la gente sigue a lo suyo, que es la parte buena de ese habilidad para acomodarse a lo que venga que nos distingue.

Felizmente esto tampoco es Venezuela                        

Lo sería si Anna Gabriel llegara a presidenta de la Generalitat y pusiera el orden público en manos de Garganté. Afortunadamente, esa es una posibilidad muy remota, ¿no le parece?

Las fronteras ideológicas entre derecha e izquierda están desapareciendo: usted mismo dice que sólo quiere “gestores honrados”.

No les pido más a los políticos. No les pido que me salven la vida. Solo que me dejen vivirla en unas condiciones dignas. Los ismos del siglo XX eran muy estimulantes, pero me temo que ya no sirven. Sigo creyendo en la social democracia porque es lo único que puede controlar al capitalismo, sistema para el que no veo alternativa, aunque seguro que el lumbreras de Antonio Baños tiene unas cuantas. Pero la actual situación de la social democracia en España es de pena y no parece que vaya a mejorar. El PSOE no ejerce de izquierda y la nueva izquierda es patética.

Es tan implacable con el comunismo como con el fascismo. Lo van acabar llamando fascista. Igual le consuela saber que Stalin llamaba fascistas a todos los que no eran como él. Incluso a Trotski.

El comunismo es como el cristianismo: una buena idea muy mal llevada a la práctica. Y que no me vengan con la manida cita de Gramsci, lo de que ante el pesimismo de la razón, está el optimismo de la voluntad. Ni optimismo ni hostias. La aplicación del comunismo ha sido un desastre y un crimen en todas partes. Como el fascismo. Son los dos grandes ismos del siglo XX y deberían irse a la mierda juntos.

También cree que la izquierda tiene complejo de superioridad

Hay un tipo de moralista marxista -pienso en Josep Fontana o Vicenç Navarro- que me tiene frito. Ninguna autocrítica. Siempre tienen razón. Y por lo menos, esos dos son gente ilustrada. Últimamente, la izquierda se ha llenado de tarugos que te acusan de facha a las primeras de cambio. Echo de menos los tiempos en que los tarugos eran de derechas o apolíticos, francamente. El número de borricos, por cierto, es considerable entre los fans de Pablo Iglesias y Ada Colau.

¿Lo del PSOE no tiene perdón? Lo digo por todos los casos de corrupción

No tiene mucho perdón, no, por lo que le he dicho, porque se esperaba mucho de ellos, mientras que de la derecha solo se esperaba lo de siempre: patriotismo de chichinabo y trincar lo que se pueda.

Echa en falta a Jordi Cañas en el Parlamento catalán. Le voy a decir un secreto: yo, también. Nos daba muchos titulares. Sobre todo en la comisión de control de la CCMA. Y creo que en esta afirmación estará de acuerdo incluso mi amigo Quico Sallés.

Cañas es un gran parlamentario. Y el único miembro de Ciutadans con el que he hecho amistad, lo cual dice mucho sobre mi incapacidad para medrar, ya que Cañas es un apestado sometido al fuego amigo de su propio partido. Cañas representa el origen de Ciutadans, el origen social demócrata del que ahora se abomina.

Confiese: Albert Rivera es la niña de sus ojos

No lo ha sido nunca. Y desde su giro liberal, aún menos. Tiene labia y ambición, pero no unas ideas claras. Y ahora le ha dado por pescar en el caladero del PP, lo cual no me parece una buena idea. Creo que Ciudadanos tenía más campo de juego por la izquierda -por lo menos, así era en Cataluña al principio-, pero allá él…

¿Usted cree que llegará a la Moncloa?

Más bien creo que acabará como Nick Clegg tras recibir el abrazo del oso de David Cameron. Ciudadanos tiene un problema de indefinición que no tenía Ciutadans.

¿Hay mucho converso en el procés? ¿Usted habla de los “soberanistas de aluvión”?

El fomento del odio ha dado sus frutos. Y del 40 y pico por ciento de independentistas, yo diría que la mitad son de aluvión, gente de esa que dice que no aguanta al PP…Nos ha jodido, yo tampoco, ¿pero por eso me voy a poner a romper un país?

Hay un momento en el que habla del multiculturalismo. Déjeme hacerle una pregunta, otra quiero decir: ¿La izquierda española se ha hecho pro Islam para hacerle la puñeta a la Iglesia católica?

En principios, estoy en contra de cualquier religión organizada. Y en cuanto al Islam, con lo que nos ha costado poner, más o menos, en su sitio a nuestros curas, no sé por qué hemos de reírles las gracias a los curas ajenos. Si pasas de las procesiones de Semana Santa, pero muestras respeto por el Ramadán, es que tu cerebro de progre profesional te ha jugado una mala pasada.

Bueno, vamos a dejarlo aquí. No quiero abusar. Al fin y al cabo usted ha tenido un infarto. Debe ser el único paciente que conozco que, tras un infarto, va al Clínico en taxi en vez de ambulancia. El consejero Comín debería saber su contribución al ahorro en el sistema sanitario catalán. Por lo tanto dos últimas preguntas:

 ¿España tiene arreglo?

Un arreglo definitivo, igual no. Pero hay que intentar todo tipo de chapucillas bien intencionadas.

 ¿Y Cataluña?

Lo mismo. / Una entrevista de Xavier Rius 

Publicidad
Publicidad

52 Comentarios

Publicidad
#30 Tasio, Terrasa, 28/02/2017 - 18:24

Genial Ramón. Hablar tan claro y convincente, aunque para tí sea algo que te sale espontáneo y sin maldad, es un torpedo infalible y directo a la flota indepe.

#29 pepe.----, andorra, 27/02/2017 - 14:41

este es de los q se callaron y no dijeron nada cuando lo de filesa,

#28 iñigo, castelló, 27/02/2017 - 11:02

Una de las voces más lúcidas de la Catalunya actual. Me alegro de que sus libros se vendan bien. Lo merece. Yo también los compro y animo a todo el mundo a hacerlo.

#28.1 Alejandro, Barcelona, 27/02/2017 - 13:43

#28

No conocía al Sr. Ramón como escritor pero, a raíz de su libro"El manicomio Catalán" lo sigo. Es un hombre sensato, reflexivo y lo considero muy valiente porque, para decir las verdades que dice y en Catalunya, se ha de ser mu valiente.

#27 Joel, Bcn, 27/02/2017 - 09:09

Pepon #23.1


En canvi, si amb aquest tipus d'educació i d'argumentació tu ets l'exemple dels espanyols que hi han a Catalunya, ho tenim guanyat fàcilment això.

#27.1 pepe.----, andorra, 27/02/2017 - 14:40

es q teniendo en cuenta tus argumentos, es normal q te llamen eso, peor es generalizar sobre todos los habitantes de la autonomia de Cataluña, todos son españoles, y sobre todo es mas racista y supremacista, q lo dices como si tu fueras el unico listo y educado y solo por ser separata ya lo eres....

#26 Carlso Gomez, desde arbucies con amor, 26/02/2017 - 23:27

Una de les moltes coses que no es aquest nacionalisme neofeixista de borjamaris i estesos es precisament simpatic

Ni ho es ni mai ho ha sigut. Ni abans ni ara quan s´ha travestit de grotesc independentista

La seva esencia delictiva es l´unica cosa que irrenunciablement segueix conservant

Aixo