Publicidad
Política · 23 de Junio de 2017. 08:55h.

Las primeras dificultades de Macron

La Francia de Macron, por Joan-Daniel Bezsonoff

Las primeras dificultades de Macron

Pasadas las elecciones legislativas, todo el mundo sabía que el presidente Macron haría una remodelación ministerial. Se esperaba unos pequeños cambios sin importancia. Por culpa de los asuntos consustanciales a la democracia, el presidente ha tenido que despedir un fiel entre los fieles -Richard Ferrand, ex ministro de la Cohesión Social- y tres otros ministros del Modem: Marielle de Sarnez (ministra de Asuntos Europeos), Sylvie Goulard (ministra de los ejércitos) y, the last but not the least of the listing, François Bayrou, alias Francisco Vairon, ministro de la Justicia.

 El partido del Modem, nos minimal creado por Bayrou ad usum proprium para las elecciones presidenciales y casi mudo el resto del tiempo, es acusado de haber pagado empleados con dinero de la comisión europea. No es un delito grave ya que no hay enriquecimiento personal ni trabajos ficticios, pero queda mal. El señor Bayrou tenía que preparar una ley de saneamiento, de moralización de la clase política francesa. 

No sé si muchos lectores de e-notícies conocen la figura de François Bayrou. Profesor de letras clásicas, venció su tartamudez por la fuerza de la voluntad. Católico ferviente, habría visto la Virgen que le habría predicado la victoria en una elección presidencial. Yo mismo voy a misa regularmente, pero confieso que no tengo línea directa con el cielo.

Eterno opositor, general Alcázar sin ejército, Yago de poca monta, Bayrou ha tenido que dejar su nuevo cargo.

Este es uno de los encantos de la política que reserva tantas sorpresas como los trenes fantasmas en las ferias de nuestra infancia.

Publicidad
Publicidad

1 Comentarios

Publicidad
#1 pepe.----, andorra, 23/06/2017 - 12:19

si a q le dimitan a uno cuatro ministros es tener dificultados, entonces no se q sera una crisis de gobierno. Ganar las legislativas con esa abstencion le quita mucha legitimidad a todo lo q haga, y Francia no es España, en Francia cuando algun gobierno pretende recortar a la clase media, esta se revuelve y lucha. Los globalistas lo tienen claro.