Publicidad

El entonces portavoz de los Comunes reprochó hace tres años al independentismo “pisar los derechos” de los ciudadanos

Lección de Coscu

El ex diputado de Catalunya en Comú, Joan Coscubiela, protagonizó el 7 de septiembre de 2017 uno de los momentos más recordados en el Parlament, cuando denunció la vulneración de los derechos de los partidos de la oposición durante las llamadas leyes de desconexión.

Por su interés informativo, reproducimos íntegramente el discurso del entonces portavoz parlamentario de los ‘comunes’:



“Creo que hay una dicho castellano que dice no comer por haber comido, no hay nada perdido. Bien. Estamos ante una situación francamente dramática en términos democráticos. Y tengo que empezar con estos términos.

Ayer ustedes podían tener una cierta excusa política. Necesitaban escenificar un relato con el que se habían comprometido con la ciudadanía de que, sí o sí, el día 6 se aprobaba la Ley del referéndum, aunque fuera pasando por encima de los derechos de los parlamentarios, que, por tanto, significa los derechos de los ciudadanos de Cataluña. Podían tener, incluso, esta excusa del relato político.

Pero hoy ni ésta les queda. Y no sé si se dan cuenta que están cogiendo Ustedes gusto, a pisar los derechos parlamentarios de los grupos de esta cámara y del conjunto de la ciudadanía. Por tercera vez en dos días Junts pel Sí y la CUP plantean que, con la coartada de la alteración del orden del día, se incorpore el debate, ahora, de una ley de la trascendencia de la Ley de transitoriedad jurídica y fundacional de la república. Y encima tienen el mal gusto, la broma, de decirnos a los grupos de la cámara que no compartimos este abuso, que no compartimos esta manera de pisar los derechos que ustedes están haciendo ..., nos dicen que estamos haciendo filibusterismo. Y nos lo dicen, incluso, a los grupos parlamentarios que hemos optado por un comportamiento prudente a la hora de plantear reconsideraciones -incluso, creo que hemos presentado sólo una, que al final no hizo falta- , pero que estamos dispuestos a partirse la cara -perdonenos-, en términos democráticos, para que los otros grupos puedan hacerlo. Porque cuando se pisa los derechos de cualquier ciudadano y de cualquier grupo están pisando los derechos de toda la ciudadanía del pueblo de Cataluña.

No se dan cuenta, de la gravedad ..., no se dan cuenta, de la gravedad de lo que están Ustedes haciendo aquí? Es muy grave! Y un día lo pueden intentar hacer porque lo necesitan para su relato, pero dos días seguidos, además con una ley de transitoriedad jurídica que resulta que ustedes ya anuncian que no entrará en vigor hasta después del referéndum, ya es que es agarrarse hay gusto a la antidemocracia, y al autoritarismo, ya hacer las cosas por encima de los derechos de la gente.

Lo que hoy ha pasado aquí, lo que está pasando aquí es muy grave. Fíjese usted bien: no quieren escuchar nada. Se han fijado ustedes en la reacción que han tenido cuando un diputado de la cámara ha pedido la lectura -ha pedido a la presidenta, tienen derecho a hacerlo de lo que dice el acuerdo del Consejo de Garantías Estatutarias? Se han puesto nerviosos. «No, no, no; no queremos escucharlo. » Y cuando este diputado lo ha leído, los han intentado tapar la boca. Y es eso lo que están ustedes haciendo durante todo este tiempo. Sí, sí -sí, sí-; debe decirse -hay que decirlo, sí.

Os lo dije ... Compañeros de la CUP, se lo dije ayer y lo puedo decir ahora -y podéis invadir Cataluña de tuits-: siempre que se trate de defender la democracia, no tendré ningún inconveniente en compartir aplausos y posiciones con quien sea, para defender a vosotros ..., para defender a vosotros o para defender a quien sea. Sí! Lo digo. Cualquier cosa, sí. Tengo el honor personalmente -tengo el honor personalmente- de haber estado cuatro años combatiendo el Congreso defendiendo sus derechos y defendiendo los derechos de los ciudadanos y ciudadanas que están representados aquí. Tengo este honor. Y desde esta autoridad, desde esta autoridad que me da, no me haréis callar. Porque estoy aquí -porque estoy aquí- porque mis padres me enseñaron a luchar por mis derechos. Estoy aquí porque gracias a mis padres hoy podemos «disfrutar» de libertad. Y yo no quiero que mi hijo Daniel viva en un país en el que una mayoría pueda tapar los derechos de los que no piensan como ella. No estoy dis- puesto. Sí, sí; ya puede ... Sabéis por qué no me molesta eso? Por algo que algunos no entenderéis: para que los que luchamos durante la dictadura lo hacíamos con gente de ideologías radicalmente diferentes en defensa de la democracia. Y, sin duda, este momento no tiene nada que ver con aquel, pero hay una cosa en común, que es la defensa de los derechos. Vea qué está pasando en estos momentos aquí. Es que no es sólo un planteamiento de defensa de nuestros argumentos, es que se lo está diciendo el Consejo de Garantías estatutarias, le está diciendo que está pisando los derechos de la ciudadanía, se lo están diciendo los Servicios Jurídicos. Y lo que está pasando aquí hoy es muy, muy grave.

Perdone, señor presidente; desde el respeto personal que me merece, no sé si usted es consciente hoy de la barbaridad que acaba de cometer. Cuando su portavoz, la portavoz de Junts pel Sí, estaba diciendo que el acuerdo del Consejo de Garantías Estatutarias es como consecuencia de que alguna gente, por la puerta trasera, había ido a influir y provocado estos dos acuerdos, usted, el vicepresidente y todo el Gobierno, como unos hooligans cualesquiera, se han puesto a aplaudir.

Usted cree que el presidente del Gobierno de la Generalidad, usted cree ... Sí, usted, lo ha visto todo el mundo. Usted cree que el presidente del Gobierno de la Generalitat puede llegar al nivel de degradación de las instituciones catalanas como para aplaudir ..., aplaudir, sí, aplaudir cuando se dice que el Consejo de Garantías Estatutarias está actuando porque alguien por la puerta trasera? Han perdido ustedes ..., han perdido ustedes el sentido. Usted, hoy, con este comportamiento ..., usted, hoy, con este comportamiento, se ha convertido..., con una actuación absolutamente indigna del cargo que ostenta. Usted no es un hooligan cualquiera, usted es el presidente de la Generalitat, que tiene la obligación de respetar nuestras instituciones mientras existan. Y se lo diré, sí, porque es una situación muy grave la que está pasando en estos momentos, es una situación muy grave. Porque, ante una realidad como esta, ustedes intentan que no podamos actuar con nuestros derechos. Fíjese usted que está pasando en estos momentos.

Señora Rovira, no tenemos ningún inconveniente en debatir la Ley de transitoriedad, la discutiremos ... No, no tenemos ningún inconveniente. Lo que ..., la queremos discutir respetándonos nuestros derechos. Y queremos que se respete el procedimiento. En democracia -en democracia-, incluso medios no son cosas diferentes; recuerden Norberto Bobbio, si no nos creen a nosotros: los medios condicionan los fines. Y hasta legítimos pueden llegar a convertirse ..., medios absolutamente ilegítimos pueden llegar a convertirse hasta legítimos en cosas absolutamente degradantes. Y eso es lo que está pasando hoy en este momento. No es cierto que nosotros no queramos discutir eso; os estamos pidiendo sólo que respete las leyes, que respete nuestros derechos. Os lo está diciendo el Consejo de Garantías Estatutarias.

Es muy grave lo que está haciendo. Y, además, no es necesario que lo hiciera, porque hoy no tiene por qué aprobar esta ley; estrictamente, sólo porque desea mantener un relato político, que es legítimo, pero lo que no es legítimo es que para mantener su relato político pise los derechos de la ciudadanía de Cataluña. No lo es -no lo es-; no es posible. La astucia tiene un límite. Y, entre otras cosas, la astucia tiene el límite del respeto de los derechos.

Una pregunta: ¿quién creen ustedes ...? Los hago una pregunta: ¿quién creen ustedes que sería una voz autorizada para que ustedes hicieran caso con relación a qué cosas se pueden hacer o en qué no? Digan ustedes qué ...  El Parlamento? Señor presidente de la Generalitat -señor presidente de la Generalitat. Mire, perdone, estamos entrando en una situación muy difícil. Si uno tiene que explicar al presidente de la Generalitat de Cataluña que la mayoría de un parlamento no puede aprobar leyes que pisen los derechos de los ciudadanos reconocidos en la Constitución, si uno le debe explicar al presidente del Parlamento de Cataluña que él no puede reventar el Estatuto de autonomía de Cataluña, si uno le debe explicar al presidente de la Generalidad de Cataluña, quiere decir que el de menos ya es el referéndum, significa que lo de menos es la Ley de transitoriedad jurídica, quiere decir que estamos ante un problema muy, muy grave. Señor presidente, ¿qué sentido tiene ..., qué sentido, de verdad, qué sentido tiene, de verdad, que hoy quieran ustedes de todas todas aprobar esta ley? He intentado durante toda la tarde ... -y los que han estado en la Junta de Portavoces ya la Mesa lo saben-, he intentado durante toda la tarde hacerles ver que estaban ustedes llegando al límite sostenible de lo que era pisar los derechos . De verdad, de verdad, es necesario llegar hasta aquí? Ni siquiera para su relato político lo necesitan. Yo ..., nosotros, nuestro grupo, estamos a favor del referéndum y la hemos defendido -lo hemos defendido- incluso cuando ustedes lo abandonaron durante un año por intereses partidarios.

Nosotros creemos que el sistema político de este país, el pacto social, territorial, político de la Constitución está agotado, y que hay que renovarlo, y que hay que ponerse a hacerlo; nosotros creemos que es absolutamente legítimo que todos puedan plantear el objetivo de la república catalana, lo que no creemos que esto se pueda hacer de esta manera. Saben qué pasa? Saben por qué sus planteamientos no son creíbles? Porque alguien que de verdad considera algo importante, alguien que de verdad pudiera estimar el referéndum, el proceso constituyente o el proceso de creación de la república catalana, no lo sometería, de verdad, a esta instrumentalización política.

Ustedes saben ..., no, ustedes saben perfectamente que en estos momentos se están cargando objetivos importantes, y por eso a algunos nos duele tanto, mucho más, posiblemente, que a otros, nos duele más. Porque ustedes saben que en estos momentos están deslegitimando objetivos que son absolutamente legítimos; del mismo modo que hoy no tengo ningún problema en que me aplaudan determinadas personas con las que tengo una gran discrepancia ideológica y que votan con ustedes constantemente las políticas fiscales de este país, les digo que estoy dispuesto a romperme la cara para que ustedes puedan ejercer su derecho a la independencia de Cataluña, pero no si lo hacen pisando los derechos del resto de ciudadanos. No sé cómo lo pueden entender.

Es tan difícil, es tan difícil que ustedes entiendan que en democracia la mayoría no lo puede todo? Hoy le he dicho a su portavoz, Marta Rovira, algo que creo que no ha terminado de entender. Y la quiero compartir con ustedes en un pleno. Fíjese hasta dónde llega su argumento de que la mayoría lo puede todo sin límites y que ni la Mesa, ni los letrados, ni siquiera el Consejo de Garantías Estatutarias puede impedir que ustedes aprueben la ley. Imaginen que alguien en esta cámara, que tenga mayoría suficiente, se le ocurre que es bueno para las políticas de seguridad reimplantar la pena de muerte en Cataluña. Pues bien ... Sí, sí; ¿verdad que les parece una barbaridad? -a que les parece una barbaridad? A mí, una barbaridad inmensa. Pero, según ustedes, con este argumento de que la mayoría parlamentaria no tiene ningún límite más que su voluntad, quien podría impedir que se discute esta ley? Nadie. Es la reducción al absurdo. No, por qué? A ver ... De acuerdo; de acuerdo, señor presidente. Yo se lo acepto. No es lo mismo, sin duda, la pena de muerte, claro que no; no es lo mismo la pena de muerte que los derechos de los parlamentarios, claro que no, son niveles completamente diferentes desde el punto de vista de los derechos humanos. Pero, y quien establece esta rasante de los derechos que se pueden pisar y los derechos que no? No lo ven ustedes? No ven ustedes que les está diciendo todo el mundo? Les está diciendo el Consejo de Garantías Estatutarias, les están diciendo los Servicios Jurídicos, les están diciendo los independentistas sensatos, les está diciendo toda la comunidad jurídica y política de este país, que ustedes no pueden continuar por este camino.

De verdad, ayer deberían haber, ustedes, repensado ..., ayer ustedes tuvieron necesidad de hacer algo, y yo lo puedo entender. Pero, hecho esto, de verdad creen ustedes que había que llegar hasta aquí? Mire, como que algunos de nosotros tenemos la oportunidad ..., que hablamos con todo el mundo, yo les puedo decir que ni ustedes creen que esto que están haciendo tiene ningún sentido. Muchos de ustedes lo saben. Sí, sí; perdonad, pero es que la gente a veces tiene confidencias e incluso los miembros del Gobierno tienen momentos de debilidad ... Sí, sí; porque son personas humanas, obviamente. Ustedes saben que lo que están haciendo no hacía falta. Además, algunos de ellos -por cierto, no quiero mirar a ningún lugar para no comprometer alguien- lo ha dicho. No hace falta aprobar la Ley de transitoriedad antes del referéndum.

Pero es que ustedes saben que esto lo están haciendo por algo que no tiene nada que ver ni con los intereses de Cataluña, ni siquiera con los intereses del referéndum; no lo tiene. ¿Por qué nos están sometiendo a esta situación? ¿Por qué? Dígamelo. ¿Por qué? Dígamelo, por qué? ¿Qué sentido tiene? Ustedes se dan cuenta que incluso en el mejor de los casos, cuando lo tengamos encarrilado -que espero que sea pronto, si no es el 1 de octubre, el día 2 de octubre-, la situación que hoy se está creando, la huella que esto dejará a la ciudadanía de Cataluña, la huella que esto dejará el Parlamento, la huella que esto dejará a la democracia catalana, puede llegar a ser una huella irreversible en términos negativos. No todo vale, presidente, no todo vale. Usted tiene la máxima responsabilidad, y me duele decírselo porque creo que hemos establecido una relación personal. Piense usted un poco: aplaudió, usted, el vicepresidente y el Gobierno, cuando su portavoz estaba diciendo que esto ocurre porque el Consejo de Garantías Estatutarias ha tenido que ir por la puerta de atrás a presionar para forzar este acuerdo. Fíjese usted hasta qué grado de irracionalidad han llegado ustedes.

Esto no se lo merece nadie. No se lo merece usted y, sobre todo, no se lo merece la institución de la presidencia de la Generalitat. Muchas gracias”.

Publicidad
Publicidad

15 Comentarios

Publicidad
#13 Josep LLuis, IGUALADA, 09/09/2020 - 18:24

SOLO UNA PALABRA PARA CALIFICAR AL SR. COSCUBIELA: C O J O N U D O
La lastima que no siga en política, claro estaría ya hasta el gorro de semejantes sinvergüenzas.

#12 Cavaller pallares, Bcn , 08/09/2020 - 23:31

Brillant en Coscu..... . fins que el TC va declarar constitucional la tramitació per lectura única que s'havia fet al Parlament el 6 i 7 setembre 2017.
El ridicul mes brillant mai fet al Parlament....tot un honor oel Coscu i els Catalunya si que es pot.

#9 Marti, Barcelona, 08/09/2020 - 15:18

Molt acertada la reproducció del discurs d'en Coscubiela i per satisfacció de tothom que el llegeixi podrà comprovar que a qui s`adreça en la seva exposició o estan entre reixes, o estan fugits com rates de clavaguera que son, el vivales, la ursulina rovira i tota la trepa de pocavergonyes que van intentar profanar la llei i els drets de la gent.

#8 Sergi, Bcn, 08/09/2020 - 14:46

El Sr. Coscubiela tendrá siempre mis respetos, un discurso increíble en unos momentos donde la democracia estaba en juego por culpa de los indepes, el argentino que se sentaba al lado suyo todo mis desprecios.

#7 Pitu, Barcelona, 08/09/2020 - 14:26

El millor discurs que s' ha fet a la Cambra catalana.
Gràcies per defensar els drets dels catalans que es varen trepitjar i violar amb aquestes lleis ruina, que han portat a Catalunya a una degradació institucional i una decadencia que trigarem lustres en sortir d' aquí.
Sr Coscubiela jo no el vaig votar però va ser vostè la veu de molts. Gràc