Publicidad
Política · 10 de Abril de 2019. 14:25h.

Los 'palmeros' de Convergència buscan una salida

"Hay que evitar que el conflicto se enquiste"

Los 'palmeros' de Convergència buscan una salida

El columnista de El Periódico, Marsal Sintes, tradicionalmente cercano a CDC, en un artículo titulado “ya era hora” destaca ahora la reacción de los ‘moderados’ de Convergència frente al sector encabezado por Carles Puigdemont o Quim Torra.

De este modo, Sintes se suma a otro de los tradicionales apoyos de los convergentes, el columnista de La Vanguardia Francesc-Marc Álvaro, que días atrás ya hablaba del “retorno de Artur Mas”, cosa que ahora también hace Sintes. Álvaro destacaba que el ex president de la Generalitat es “analítico y escucha a mucha gente”.

En su artículo, Sintes habla de Marta Pascal y de Carles Campuzano, que defensió que “hay que evitar que el conflicto se enquiste, insistió, y salir del callejón sin salida en el que nos encontramos” durante la presentación de su libro.

“El espacio destinado a la presentación quedó muy pequeño, y la gran mayoría del público -entre ellos antiguos dirigentes y cuadros convergentes- tuvo que quedarse de pie. Durante el tiempo en que duró el acto, en el que tomó también la palabra el exconsejero Lluís Recoder, nadie pronunció el nombre de Puigdemont”, destaca, a pesar de reconocer que “la figura del vecino de Waterloo se mantuvo siempre flotando en el ambiente”.

“Mientras escuchaba a Pascal, algún asistente no pudo evitar exclamar, en voz baja pero audible: ‘¡Ya era hora!’. Muchos deseaban que los discrepantes se plantaran y defendieran abiertamente un análisis y una estrategia realistas, una estrategia hacia la independencia que no pase por el choque constante y, a su entender, contraproducente con el Estado”, explica.

“En realidad, nadie sabe qué va a suceder en el seno del conglomerado Junts per Catalunya, que agrupa a puigdemontistas y pospujolistas pragmáticos como Pascal y Campuzano. Tal vez las hostilidades queden más o menos congeladas, o continúe el intercambio público de golpes. De momento tanto Puigdemont como los suyos han reaccionado con notable hostilidad. Veremos qué hacen unos y otros en los próximos días”, añade.

“En paralelo, los críticos con Puigdemont observan cada vez de forma más evidente al expresidente Artur Mas, que siempre se ha mantenido perfectamente conectado con lo que sucedía en su partido y en el campo independentista. Algunos especulan, a veces con mal disimulada esperanza, sobre el retorno del 'president' a la actividad política cuando el año que viene termine su inhabilitación. También en relación al futuro de Mas habrá que estar atentos”, concluye.

Publicidad
Publicidad

8 Comentarios

Publicidad
#6 Carlos Gomez, bestia amb forma ahumana, 10/04/2019 - 19:41

Tan be que anaven amb la Maripau, mossen Ballarin i el Filiprim quan l´Antiga Casa Pujol no tenia veleitats colpistes i nomes es dedicava a robar

Quins temps aquells els de l´oasi de Pujol sense UDEF ni Fiscalia Anticorrupcio obstinades en exterminarlos i celebraven amb joioses xocolatades al Pati dels Tarongers el sant del patriarca del cártel

#5 Oriol , Manresa , 10/04/2019 - 16:22

L'home és l'únic animal capaç de ensupegar dos cops amb la mateixa perdre.

#4 ferran, rugby, 10/04/2019 - 16:16

pues si la sol.lució és que l’arturu torni a 1ª línia...

#4.1 Josep, Lleida, 11/04/2019 - 08:29

Ja tens raó, ja. Tot i que comparant amb els talibans sonats que hi ara, hasta el Mas, sembli menys dolent, cal recordar que va ser l'Arturu que va engegar tot el que ara vivim.
I dont never forget.

#3 Didac B., Barcelona, 10/04/2019 - 16:02

Els palmeros sempre estan ben untats i treballen a toc de corneta quan veuen que perillen els seus emoluments. Aquests també son responsables de la trama que ha trencat aquesta societat. Només falta ara la resurecció del tal Mas que ja el donaven per enterrat, hi ha tant poc nivell que van a buscar el creador de tot el desgavell per rematar-ho

#2 Muratatalea , Por ahí abajo , 10/04/2019 - 15:53

De lo que tienen que ser conscientes es de que no hay estrategia posible. De independencia nada... ni ahora ni nunca.