Publicidad

Envían una navaja ensangrentada a la ministra de Industria

Más amenazas

La ministra de Industria, Reyes Maroto, que será la número dos del socialista Ángel Gabilondo si gana las elecciones madrileñas, ha recibido también una carta amenazadora, en este caso con una navaja ensangrentada.

La nueva amenaza llega unos días después de las cartas con balas recibidas por el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska; la directora de la Guardia Civil, María Gámez, y el líder de Unidas Podemos y candidato a la Comunidad de Madrid, Pablo Iglesias. Se ha abierto una investigación sobre las nuevas amenazas, que llegan en plena campaña para las elecciones autonómicas de Madrid.

"Las amenazas y la violencia nunca harán callar la voz de la democracia. La libertad prevalecerá. Muchas gracias por todas las muestras de apoyo en un día que refuerza mi voluntad de trabajar por un futuro mejor", ha dicho la ministra.

Publicidad
Publicidad

26 Comentarios

Publicidad
#22 Martín, Viladecavalls, 26/04/2021 - 21:17

Es ketchup.

#21 A can Monthy Phyton, Chez Titole, 26/04/2021 - 19:42

El que va enviar la navalla sembla que va tenir el detall de figurar el remitent, doncs esperem que per una vegada que hi ha un ciutada respectuós amb les nomes no sigui maltractat ni objecte de sanció. El remitent sempre ha de figurar en els enviaments.

#20 Yomismo, Sevilla, 26/04/2021 - 17:47

Lo proximo un bote de Filvit para Pablo Iglesias y sus liendres. Producciones bolivarianas S.A. de aquí al 4 de mayo no dejarán de inventar supuestos ataques de una inventada e inexiste ultraderecha.

#19 manu, dijon france, 26/04/2021 - 17:44

Iglesias y sanchez es como Maduros incluso a vender a sus madres por el poder, acusado a Vox Va a creer los españolé este montaje durante las elecciones como la farsa del atentado de Maduros un montaje para perseguir y condenar a la oposición
la izquierda y la extrema izquierda española no tiene moralidad está llevando al país a la guerra civi

#18 Increible, Barcelona, 26/04/2021 - 17:21

Han comprat els detectors de metall al todo a cien, o què passa aquí, raro, raro, raro