Publicidad
Política · 13 de Febrero de 2018. 12:15h.

"Puigdemont tiene que dejar de enredar"

Celestino Corbacho: “Él sabe que las consecuencias de sus actos serán perseguidas por los tribunales”

"Puigdemont tiene que dejar de enredar"

Él no lo sabe, pero a mí Corbacho me cae bien. Lo cual no quiere decir que su sucesora en la alcaldía de l’Hospitalet, Núria Marín, me caiga mal. Yo, en peleas de partido, no me meto. O de expartido porque como es público y notorio el exministro de Trabajo ha dejado el PSC tras 40años de militancia. Entre un político hecho a sí mismo y alguien que haya pasado por Harvard, por poner un ejemplo, siempre me fio más del primero. Están más apegados a la realidad. Durante la comida -porque comimos y todo- me dijo una frase digna de Churchill: “el auténtico valor del político es tener capacidad de anticiparse al futuro”.

- ¿Se va a Ciudadanos?

Yo no me he ido del PSC para pedir la entrada a otro partido. Esto no lo haré de ninguna de las maneras. Estoy muy orgulloso de haber participado y de haber formado parte del PSC durante 40 años. Le deseo toda la suerte del mundo de cara al futuro porque los aciertos del PSC en el futuro seguro que irán a favor de los ciudadanos. En el PSC, además de compañeros, he hecho amigos y seguiré manteniendo amistad con muchos de ellos.

 - ¿Entonces porqué se ha ido del PSC?

 Yo me he ido del PSC porque siempre he entendido que la política o te motiva, para participar activamente en ella, o no te motiva. Y yo hace un tiempo que esta motivación la he perdido con las propuestas del propio PSC. Seguramente, puede ser una cuestión subjetiva pero en esta vida uno toma las decisiones para acercarse a una organización política o toma las decisiones, a nivel individual también, para alejarse de esa organización política.

 - Debió ser una decisión muy dura

 Yo entré en una reflexión larga desde el punto de vista político y personal y llegó un día que llegué a la conclusión de que tenía dos caminos: uno, seguir pagando la cuota y olvidarme absolutamente de la política; o la segunda decisión, que no dejaba de ser compleja y también sentimentalmente dolorosa, que era darme de baja del partido. Estas decisiones no son fáciles, pero al final en la vida tienes que tomar las decisiones que consideras más adecuadas, incluso a riesgo de equivocarte. Y decidí darme de baja del partido.

 - ¿Y cómo lo lleva?

 Una vez que me he dado de baja, debo decirte que esta situación de independiente no es mala. Ahora tengo una libertad para opinar que seguramente antes, no digo que no la tuviera, pero estaba un poco más condicionada. Esto no quiere decir que mi opinión necesariamente ahora deba ser crítica con el PSC, mi opinión -si alguien me la pide- será según lo que yo opine y según mi visión. Y en algunos casos podrán coincidir que las decisiones que tome el PSC me parecerán perfectas; pero si no me parecen bien y alguien me pide mi opinión, ya no tendré que justificarlas.

 - ¿Qué ha hecho mal el PSC?

 Yo no quisiera entrar ahora en un conjunto de reproches en cuántas cosas ha hecho mal. Yo creo que en Catalunya no podemos analizar lo que ha hecho y no ha hecho el PSC si no lo analizamos en el marco de lo que ha pasado y está pasando en Catalunya. En Catalunya la situación no deja de ser sólo complicada, sino que está siendo atípica en el sentido que ha hecho temblar los cimientos en todas las organizaciones políticas. Desde este punto vista, se ha ido tensionando la sociedad y las posiciones políticas. Esto es incuestionable. Llevamos un par de años que la tensión sobre la situación de Catalunya y la división que hay respecto al constitucionalismo y el independentismo hace que mucha gente pidamos posiciones claras, nítidas y concretas. Y en algunos casos yo he encontrado que el PSC no tomaba aquellas decisiones con la firmeza que, desde mi punto de vista, yo creía que había que hacer.

 - Póngame un ejemplo

 Hubo una manifestación convocada por SCC -y yo no soy partidario de ir a muchas manifestaciones- en la que entendí que no te podías poner de perfil. Ese día tenías que ir sí o sí a aquella manifestación. Pero yo me sentí huérfano. Porque el partido tomó una decisión muy típica de dar libertad. ¿Qué es dar libertad? Yo no pido libertad para ir a una manifestación, yo pido compromiso para que esté presente en una manifestación de esa naturaleza. Y cuando esta manifestación desbordó todas las previsiones, entonces en la segunda sí. ¿Por qué no tenemos una posición fija sobre este particular?

 - ¿Más cosas?

 Seguramente ha habido otras cosas. Todo ello te va distanciando. Y en mi caso la distancia no era sólo por estas cosas, sino que la distancia ya venía por el hecho que en 2015 abandono todas las responsabilidades institucionales, los cargos que tenía en el partido y, lógicamente, en la medida que te vas distanciando te sientes menos comprometido con la política cotidiana, por tanto, los inputs que recibes o son insumos muy motivadores o sino te vas distanciado.

 - A ver si lo veo de tertuliano

 Yo no me he marchado del partido con la intencionalidad de ir a Madrid a otro partido o de encabezar una lista, pero sí seguiré siendo una persona que seguirá muy de cerca la política con mucho interés. Por tanto, no dimito del interés por la política y de dar la opinión cuando algún medio de comunicación me la pida.

 - ¿El alcaldable de Ciuadanos en l’Hospitalet, Miguel García le ha lanzado el anzuelo?

 Miguel García es amigo mío desde hace 30 años. Y a pesar de que se fue a Ciudadanos, nunca hemos perdido la relación de amistad.

 - De hecho, él fue el primero en irse del PSC. Y eso que era del núcleo duro de Montilla.

 De momento hemos hablado por teléfono, pero 'yo un consejo a un amigo nunca se lo niego si me lo pide’. No lo sé si lo hará, pero si lo hace se lo daré.

 - Y con Núria Marín ...

 No, a Núria no le daré consejos porque lleva ocho años sin pedirmelo.

 - ¿La mala relación personal con su sucesora en la alcaldía ha influido en su decisión?

 No, mala relación personal no. Supongo que tendrá sus motivos ... ella consideró que no necesitaba mi opinión ni mis consejos, pues está en su derecho.

 - ¿Tenía opción de ser Síndico de l’Hospitalet?

 A mí eso no me interesaba, pero fue la prueba del algodón. Me llamaron una serie de compañeros del partido para decirme que en L'Hospitalet se debía elegir una figura del Síndic y me dijeron que creían que yo sería la persona adecuada. Yo dije que no me interesaba y no le di más importancia. Pasaron unos días y me llamó Miguel García, de Ciudadanos, para contarme que estaban negociando -porque necesitaban los votos de C,s- la posibilidad de escoger la figura del Síndic y que su grupo estaría encantado de votar a favor mío si yo decidía aceptar el cargo. Mi primera reacción fue de agradecimiento, pero particularmente a mí no me interesa. Al día siguiente quise hacer la prueba del nueve, así que llamé a Miguel García para que hablara con el grupo socialista y con el gobierno municipal. Si ellos están de acuerdo, hablamos sobre la posibilidad de que yo sea el Síndic de L’Hospitalet. Miguel García lo habló y le dijeron que yo no era la persona adecuada.

 - Vamos a cambiar de tema: Si tuviera que dar un consejo a Puigdemont, ¿qué consejo le daría?

 Le pediría que deje ya de enredar, que su proyecto ha fracasado, que asuma el fracaso y que deje a Catalunya un gobierno que se preocupe de los problemas que nos afectan a los ciudadanos, que son muchos, y que durante estos últimos años no ha formado parte ni de las prioridades ni de la agenda del gobierno, esto no es un consejo, es una petición. A partir de ahí aunque el día de la marmota fue la semana pasada, si tenemos que seguir durante un año con el día de la marmota seguiremos.

 - No parece que vaya a hacerle caso

 Es posible que no porque el señor Puigdemont ha llevado las cosas a un nivel en el que él sabe que las consecuencias de sus actos serán perseguidas por los tribunales y eso no se puede amnistiar, el procedimiento está abierto.

 - Él pensaba que con un buen resultado serviría de amnistía

 Este es uno de los grandes errores, el Poder Judicial no solamente es independiente, sino que ellos tienen conciencia de que son un auténtico poder independiente. Cuando tú decides colocar en los tribunales cualquier tema, tú ya no lo sacas de allí, no hay ningún gobierno que saque eso del tribunal. Cuando se abre un procedimiento no hay ningún gobierno en este país que tenga capacidad de tirar para atrás, y luego el procedimiento sigue. En el momento en que una parte de las acciones de lo que ha pasado en Catalunya se han llevado a la justicia, eso ya no lo para ningún gobierno, y eso tendrá sus consecuencias, y el señor Puigdemont sabe que eso es así, que esto no tiene marcha atrás. Y él también sabe que si él no sigue alimentando la idea de que él es presidente efectivo de alguna cosa y el gobierno de aquí se dedica a gobernar y a resolver problemas es hombre muerto en dos días desde el punto de vista político.

corbres.jpg

 - ¿Qué les diría a los votantes de Junts x Catalunya?

 Que yo les respeto por supuesto sus ideas, cuando una persona llega a la conclusión de que Catalunya estaría mejor como un estado independiente, nada que decir, es su idea y yo la respeto, pero espero que respeten la mía. Y les diría que llevamos cinco años en esta materia, que los resultados finales se ha demostrado que no solo son escasos sino que el propósito de intentar internacionalizar y llegar a ser un Estado independiente, no lo ha reconocido nadie. Les diría: no renuncie usted a su idea pero si renuncie al método que ha elegido, porque ese método ya sabemos cual es su resultado, olvídese de declaraciones unilaterales y defienda este asunto democráticamente dentro de la legalidad. Eso se lo diría a los votantes de Puigdemont, pero acto seguido le tendría que decir al gobierno del Estado que usted ha de ofrecer algunas reformas y alguna generosidad hacia algunos de los planteamientos que desde esos sectores también se hacen, no digo ni referéndum de autodeterminación ni reconocimiento de independencia pero si que es verdad que Catalunya tiene una percepción que hay temas que no están siendo bien tratados.

 - Esto también lo dijo Montilla en aquel discurso en 2007, el de la desafección, lo que pasa es que ante cualquier iniciativa supongo que los barones del PP -y no sé si también los del PSOE- dirían que no se puede premiar a Catalunya después de la supuesta deslealtad con el proceso.

 Yo creo que el gran problema que tiene España es que le faltan líderes con capacidad de estadistas. ¿Qué proyecto ponen sobre la mesa? tanto los que están en el gobierno como los que están en la oposición y después, siendo consciente que el encaje territorial hay que ajustarlo, probablemente tiene que haber una oferta, pensando en ese ajuste territorial. Desde España tendría que haber un discurso, y esto no va de privilegios para nadie. Por ejemplo respecto a la financiación, mi opinión es que nunca habrá una financiación suficiente. Tú le puedes dar diez y el año que viene te dicen que es insuficiente, pero sí que tenemos que hablar de sistemas justos, de si ese reparto es justo o no es justo. Seguramente Catalunya, Valencia y otras Comunidades habrán de ajustarse porqué el sistema seguramente no está siendo justo con ellas. Si tú vas a temas de reconocimiento, el tema nación ¿estamos discutiendo el envoltorio o el contenido? la soberanía reside en el pueblo español y es indivisible y en la situación actual en el que el reto que tenemos los europeos es hacer una Europa más potente y más fuerte, la única discusión que yo acepto es ¿qué parte de la soberanía del estado nación está dispuesto a ceder el Estado a Europa?, pero en ningún caso trocear la soberanía de los estados nación de Europa. También creo que hay un campo a explorar, que es el campo de las competencias, aquí estamos inventado cada día una cosa nueva pero somos incapaces de disolver el Consejo Comarcal del Barcelonés. Usted tiene una área metropolitana de Barcelona que tiene entre 8 ó 9  administraciones contando las empresas, estamos hablando de crear un estado nuevo y han sido incapaces de poner una única administración que sea el Área Metropolitana de Barcelona.

 - ¿Usted ve a Elsa Artadi presidenta o con méritos para serlo?

 Como tengo muy poco conocimiento de ella, en principio creo que a cualquier persona hay que presumirle que tiene condiciones para desempeñar un cargo. Ahora bien, cuando tú ya conoces a alguien porque tiene un currículum político puedes decir que tienes más confianza o menos, yo en este caso no puedo expresar ni confianza ni desconfianza.

 - ¿En que falló Mas de presidente?

 Mas hizo una mala lectura de las movilizaciones de la calle. Mas tuvo un magnífico resultado el año 2010, se acercó a los mejores resultados que tuvo Pujol en sus mejores épocas, tener 62 diputados significa que es imposible tener una alternativa desde la oposición. Tenía una oportunidad de oro para hacer una buena opción de gobierno, modernizar la administración, ser más eficiente y crear una mesa de consenso para los temas más nacionales. El discurso podría haber contado con más consenso que no la propia del soberanismo. Yo creo que le faltó la visión de estadista, y se dejó guiar por una idea muy cortoplacista. Yo creo que le dijeron: president si tú disuelves, arrasas. El resultado fue que perdieron 12 diputados, ERC tuvo una subida importante, nosotros empezamos el declive, pero a pesar de eso no aprendió y volvió a convocar elecciones el 2015. Un gobernante lo que no puede hacer nunca es trasladar a la asamblea la toma de decisiones.

 - Eso Maragall también lo hizo con el Estatut porque delegó en una ponencia parlamentaria de 16 miembros.

Pasqual tenía una idea de reforma del Estatut diferente de la que al final salió. Pasqual lo que quería no era tanto hacer un Estatut nuevo, sino hacer una reforma que incorporara ocho o diez cosas muy singulares, que la población las sintiera propias, que la gente las hiciera suyas. Esta era su idea pero en el momento en que entró en la asamblea acabó con 200 artículos, con lo cual quedó todo un poco diluido, pero creo que Pasqual tuvo una sensibilidad muy diferente. Acordémonos aquellas Diadas en las que Pasqual sobretodo le quería dar voz a los diferentes acentos de Catalunya, por un lado el respeto a la simbología de la bandera, pero no olvidando a Poveda o a Maite Martín, diferentes voces, ahora todo esto se ha perdido.

 - Ya que hablamos de Margall, no sé si preguntarle sobre Ernest Maragall, que ahora parece un referente para el soberanismo

 Separando lo personal, que siempre he tenido una relación cordial con él, creo que Ernest está en su perfecto derecho de decir que se siente más identificado con el soberanismo, pero que sea el más radical del soberanismo no deja de sorprenderme un poco.

 - Me acuerdo que cuando fue consejero con Montilla publicó un artículo en La Vanguardia que decía que el tripartito no tenía proyecto de país, lo único que reivindicaba al final del artículo era un grupo parlamentario del PSC en Madrid

 Yo creo que Ernest después de su época parlamentaria en Catalunya en el grupo socialista entra en un proceso de abrazar un pensamiento más soberanista y en este sentido más radical. Y, en fin, no añadiré nada más.

 - ¿Qué se torció en Catalunya?

 Creo que Catalunya se empieza a torcer cuando se aprueba el Estatuto de Catalunya y con muy poca visión de Estado y de futuro el PP hace una pésima operación de recurrir ese estatuto, luego una pésima sentencia del TC. Una vez eso sucede faltó un poco de agilidad política tanto a nivel del gobierno del Estado como aquí de ver si con aquella sentencia se podían recomponer cosas o no. Es verdad que era muy difícil porque aquí en Catalunya Convergencia ya no estaba por esa labor, yo creo que de ahí viene el origen de la desgracia del Estatuto. Creo que en el pacto que hubo entre Artur Mas y Zapatero podría haber sentado unas bases para los próximos 25 años.

 - Hay una leyenda urbana que dice que Pepiño Blanco le sondeó para recuperar el PSOE en Catalunya, si es cierta, se arrepiente de no haberlo hecho?

 Pepiño Blanco precisamente no… Pero que tuve llamadas y gente que siempre me propuso esa posibilidad pues sí, siempre existió. Lo que pasa es que yo nunca me presté a ello. / Una entrevista de Xavier Rius.

4 Comentarios

Publicidad
#4 Rivas, Hospitalet, Tabàrnia, 13/02/2018 - 19:05

Hemos llegado aquí no por el nuevo estatut, sino por 40 años de compadreo entre los gobiernos del PP y del PSOE con los nacionalistas, hoy independentistas.

#3 Telamarinera , Vilanova, 13/02/2018 - 14:33

Es un hombre correcto y educado. Pero, ”el problema” lo inici los Maragall, y un Zapatero q no creia iba a ganar las elecciones. El disgusto de éste, se plasmó en los no destinos a los q aspiraba Maragall (istambul).
Al Correr al PSC hacia el catalanismo forzó a éstos (miedo)al independentismo, para mantener el poder (salarios, subvenciones

#2 CMR, Tabarnia, 13/02/2018 - 13:54

Poco crítico lo veo con el discurso oficial del PSC cuando sigue insistiendo en el mito de que todo empezó con el Estatut.

A favor del Estatut votó un 73,9% del 36% del censo, o sea un 26,6% de los catalanes.

#1 Marcos , Hospitalet, 13/02/2018 - 13:28


Muy bien Corbacho . Tienes que apoyar el proyecto de Ciudadanos en Hospitalet. Un sector del PSC acepto la candidata d'ERC a la figura del defensor del ciudadano. Yo me di de baja hace tiempo del PSC por los motivos que hoy expone Corbacho. La ciudad necesita a Corbacho