Publicidad
Política · 16 de Abril de 2013. 08:18h.

"Si sólo somos una comunidad, las delegaciones no tienen sentido"

La delegada de la Generalitat en París preguntará al ministro del Interior francés qué piensa de la soberanía de Catalunya

"Si sólo somos una comunidad, las delegaciones no tienen sentido"

La delegada de la Generalita en París, Maryse Olivé

Maryse Olivé es nacida en Perpiñán, hija de exiliados políticos. Escolarizada en Francia, volvió a trabajar a Catalunya como profesora en 1973. Es la delegada de la Generalitat de Catalunya en París desde 2012. Nos recibe en su oficina de la Delegación, cerca de los Campos Elíseos de París.

La primera pregunta es obligada: ¿Para qué sirve esta oficina?

Para que Catalunya se pueda relacionar institucionalmente con el gobierno francés y con las otras instituciones con sede en París, como la OCDE y la Unesco.

¿Nos podría dar un ejemplo?

Mira, hace muy poco resolvimos un problema que parecía irresoluble: Había que construir una rotonda de acceso al nuevo hospital transfronterizo de la Cerdanya, que llevaba bloqueada desde hacía años para que los municipios no se ponían de acuerdo y el Gobierno francés, que era quien la había de construir, no sabía con quién tenía que hablar. Puigcerdà queda muy lejos de Madrid y París, pero nosotros montamos una reunión a la que asistieron todos los municipios implicados y conseguimos ponerlos de acuerdo y desbloquear el proyecto de la rotonda.

Ahora que están buscando una nueva oficina más barata para la delegación, ¿por qué no se instalan en las dependencias de la Embajada de España en París, como se ha sugerido repetidamente desde el Gobierno Central?

Ninguna de las autonomías españolas con delegaciones en París han escogido estar dentro la Embajada de España, alguna razón deben tener. Pero, además, por la situación política de Catalunya no tiene sentido. Catalunya está iniciando un proceso de soberanía, tenemos y seguiremos teniendo una relación cordial con las instituciones españolas, pero hemos iniciado un camino diferente.

¿Esto quiere decir que si la situación política cambiara, una delegación separada dejaría de tener sentido?

Evidentemente, si volviéramos 30 años atrás, si sólo debemos ser una comunidad autónoma las delegaciones no tienen sentido. Pero de momento no es el caso, tenemos unas competencias que tenemos que defender, y estamos en un proceso marcado por el Parlamento de Catalunya. Si esto cambiara, todo debería repensar.

Francia tiene un ministro del Interior nacido en Catalunya, Manuel Valls. ¿Facilita esto el contacto?

Hemos tenido contacto a nivel de jefes de gabinete y nos encontramos en un partido del Barça, pero aún no hemos podido tener una conversación larga. Me consta que tiene ganas de hablar con nosotros y seguramente nos reuniremos pronto.

No sabemos, pues, qué piensa Manuel Valls de la soberanía de Catalunya...

Todavía no, pero ya se lo preguntaremos. Claro que quizá no lo podremos explicar (ríe).

Más allá del ministro Valls, ¿que está explicando la Delegación de Catalunya en Francia sobre el proceso catalán?

De momento no tenemos orden de explicar un relato concreto, pero sí que estamos avanzando en la información sobre qué es Catalunya y cuáles son sus particularidades. Un ejemplo es el seminario en el que participaremos en Sciences Po (la Escuela de Ciencias Políticas de París) este junio. Hay mucho interés y mucha receptividad entre los profesores, aunque ya nos han avisado que tengamos cuidado con la palabra "independentismo" en Francia.

Es decir, ¿no hay todavía ni órdenes ni discurso concreto?

Se está trabajando, no puedo explicar nada más.

¿Como la colaboración con la Unesco y la OCDE?

Las puertas están abiertas, pero los dossiers van lentos. El nuevo embajador español ante la Unesco es más receptivo a permitir una participación directa de la cultura catalana en la Unesco, y con la OCDE acabamos de empezar a tener reuniones.

La Delegación se creó en 2008, y ya ha tenido tres delegados, no se puede decir que sea un cargo demasiado estable

El señor Apel·les Carod-Rovira se marchó cuando cambió el Govern, y el señor Miquel Vila estuvo durante dos años hasta que tuvo que marcharse a Barcelona por cuestiones personales. Yo era la número dos de la delegación y he asumido la dirección, entiendo que se puede hablar de continuidad total.

¿Cuál es el éxito principal de su mandato? ¿Y el fracaso?

Estoy muy orgullosa de haber contribuido a que la comunidad de catalanes del sur y catalanes franceses del norte se conozcan mejor, y que haya una programación cultural estable catalana en París. No considero que hayamos tenido ningún fracaso, de momento.

Publicidad
Publicidad

25 Comentarios

Publicidad
#14 pelaez, barna, 16/04/2013 - 19:56

"Si sólo somos una comunidad, las delegaciones no tienen sentido"
Por eso ponemos primero delegaciones,y asi como quien no quiere la cosa,nos convertimos en pais.

#13 joan, manresa, 16/04/2013 - 17:01

El Casal,16,55 h.--# 9.1 Albert de Terrassa.Ens u ha tret de la llengua.El veure el seu comentari tots hem dit..,ostia...!!,i que escribim are..?.Sra.Delegada,no som una comunitat,som una nació;,abans, are i sempre.No som un invent de cuatre díes.Venim dels primers Parlaments democrátics europeus

#12 Kropotkin, Vic, 16/04/2013 - 15:34

Embajadas catalanas: 10M€ Mantenimiento solo del jardín de la embajada española en París: 5M€...sobran las primeras...juas, juas

#12.1 Pananatas, Barcelona.No more Africa, 16/04/2013 - 19:47

Si, y tu pagando las dos juas juas

#11 BEJOTA, bcn, 16/04/2013 - 13:33

Barcelona.- ?Si Cataluña continúa por la vía de declararse independiente, trasladaríamos nuestra sede a Madrid?, ha afirmado Ludger Fretzen, el presidente de Volkswagen-Audi España, que ha desvelado que ya ha celebrado varias reuniones en las que ha tratado este conflicto.

#10 Kropotkin, Vic, 16/04/2013 - 13:05

202 leyes obligan a etiquetar en español (114 multas); 2 en catalán (0 multas). La dictadura lingüística nazionalista es implacable...juas, juas