Publicidad
Política · 27 de Septiembre de 2018. 10:10h.

“Stalin fue asesinado”

Anselmo Santos, biógrafo del dictador soviético: “fue el mayor genio político del siglo XX”

“Stalin fue asesinado”

Un día estaba yo husmeando en la biblioteca pública de Martorell (Barcelona) y me topé con un biografía de Stalin de 700 páginas: “Stalin, el Grande” (Edhasa, 2012). Mi primera reacción fue de sorpresa: ¿Cómo? ¿Un sovietólogo en España capaz de escribir una biografía del dictador soviético? Hasta ahora pensaba que esto era terreno vedado para los grandes historiadores anglosajones como Simon Sebag Montefiore, Donald Rayfield, Lawrence Rees o Alan Bullock. Pero Anselmo Santos lleva 60 años estudiando la figura del dictador soviético.

- ¿Stalin, asesinado?

Con seguridad absoluta. En octubre de 1952 se celebró el XIX Congreso del Partido, ¡trece años después del anterior!. En él, Stalin inició una maniobra pueril y trasnochada. Quiso repetir lo que hizo en el tiempo de las purgas para liquidar a sus adversarios. Sus dos colaboradores más cercanos, Malenkov, su adjunto en la Secretaría del Partido, y Beria, al frente de las fuerzas de Seguridad, conscientes de la amenaza, organizaron su asesinato. Solo ellos podían hacerlo, ya que tenían más libertad que los demás miembros del Politburó, constantemente vigilados. ¿Cómo lo lograron? Hay varias versiones, pero lo cierto es que terminaron con él. Dos meses después de la muerte de Stalin, durante la celebración del Primero de Mayo, Beria se acercó a Molotov en lo alto del Mausoleo y le susurro al oido: "Os he salvado a todos". El propio Molotov lo cuenta en una de sus conversaciones,no traducidas al español, con mi amigo Féliks Chuev.

- ¿Cómo pudo sobrevivir Stalin a sus adversarios? A Trotski, a Kámenev, a Burjarin. Yo diría que incluso a Lenin. Usted casi habla de la “paciencia” para acabar con sus rivales.

La respuesta, por brutal que sea, no debe ocultar laverdad. Necesita el poder absoluto para realizar sin trabas su proyecto y los liquida uno tras otro. Antes de recurrir a la violencia física, los destruye politicamente con paciencia, talento, astucia, prudencia, "virtudes" todas ellas que le adornan.

Trotski es la primera pieza a abatir.  En 1923, con Lenin prácticamente desahuciado, la mayoría de los dirigentes temen que Trotski, al frente del Ejército Rojo, se alce con el poder. Stalin prepara meticulosamente la operación de acoso y derribo. Se une a Kamenev y a Zinoviev para formar una troika que, en ausencia del lider enfermo, suplanta al Politburó y, en la práctica, dirige el país.

En realidad, el amo del Partido ya es Stalin, secretario general desde abril del año anterior, que utiliza sus poderes de nombramiento para encumbrar a sus fieles. Los jefes regionales saben que sus cargos no dependen de la organización local, sino de Stalin.  Y lo mismo ocurre en los  congresos del Partido: solo los propuestos por la Secretaría General tienen la oportunidad de  ser elegidos como delegados. Pero Stalin esconde su poder,deja el protagonismo a sus dos "socios" y estos atacan ferozmente a Trotski y le fuerzan a presentar su dimisión, que se hace efectiva en los primeros dias de 1925.

Esa dimisión demuestra la mediocridad política de Trotski. Cualquier otro en su lugar habría dado un golpe de Estado y se habría quedado con el poder. ¿Tirar la toalla cuando se está al frente del Ejército Rojo, que él mismo había creado? ¿Cuando el pais entero le ensalzaba? Resulta realmente increible. ¿Pensaba Trotski que iba a ser elegido sucesor por aclamación? No tenía ni idea de con quien se jugaba los cuartos. Incluso los historiadores trotskistas reconocen sus carencias como político.

Stalin nunca tiene prisa, nunca descubre sus cartas. Acepta la propuesta de Zinoviev: su amigo Mijaíl Frunze, adjunto de Trotski, le sucede. Diez meses después, Frunze muere tras una operación quirúrgica innecesaria, ordenada por el Politburó, y con una dosis "adecuada" de anestesia. Stalin no puede dejar el Ejército en manos de los otros dos triunviros, a quienes ya tiene en el punto de mira. Vorochilov, uno de sus fieles,  se hace cargo del Comisariado de Guerra y conserva el puesto hasta el comienzo de la guerra, cuando el propio Stalin le sucede.

El mecanismo es siempre el mismo: enfrenta a unos con otros y el permanece en la sombra...con todo el poder en sus manos:el Ejército,  la Policia, el Partido, el Gobierno y el laboratorio de toxicología, utilizado hasta la fecha para liquidar a los traidores huidos al extranjero (sus actuales responsables no desmerecen de su extraordinario antecesor, el gran toxicólogo Grigori Mairanovski, envenenador oficial en tiempos de Stalin durante más de un cuarto de siglo, que murió tranquilamente en su cama once años después que su patrón). Personalmente, no creo que Stalin" ayudase" a morir a Lenin: sabía que después de dos ictus estaba acabado. Pero siempre he sospechado que envenenaba lentamente a Trotski desde 1920.

- No esconde que Stalin fue un déspota, un dictador, un asesino pero casi lo covnvierte en un dictador entrañable

Como digo en mi libro, Stalin fue un déspota ilustrado, un "rey filósofo", dotado de gran talento, de una capacidad de trabajo sobrehumana y de un tesón inigualable. Fue tambien un fervoroso patriota, un hombre "faústico", ávido de conocimientos, nunca satisfecho de sus logros logros. Muy tierno no era, ciertamente,  pero sí el mayor genio político del siglo XX. Por eso merece figurar entre los "grandes" de todos los tiempos. No era un hombre cruel, sino un hombre que perseguía a cualquier precio su designio de transformar el país de arriba abajo.

- Es usted es un stalinista sentimental

Desde hace más de sesenta años investigar sobre Stalin ha sido mi único hobby, un hobby apasionante que no decae pese al largo tiempo transcurrido. Le admiro como hombre de Estado, realista y prudente, el Richelieu de su tiempo como le califica Kissinger, quien también afirma en su libro "Diplomacia":"Stalin nunca mató por razones psicológicas, sino por razones politicas". Suscribo plenamente el juicio de Ehrenburg: "En la época de Stalin todo era insoportable y magnífico". En sus memorias reconoce sus fuertes vínculos con él, llenos de espanto, y los explica con una singular comparación: "Los hebreos no pronunciaban el nombre de Dios. Dudo que amasen a Jehová: no solo era todopoderoso, era tambien despiadado". Yo tampoco niego mis vínculos con Stalin, quien, según de Gaulle, tenía un cierto encanto siniestro.

asantos1.jpg

 

- ¿Qué cosas tiene buenas Stalin? Si tiene alguna. Seguro que me dirá que convirtió un país atrasado y agraradio de la época de los zares en una potencia mundial

Stalin, como un verdadero demiurgo, tuvo la virtud de crear desde la nada. Recibió un pais arruinado tras la Primera Guerra Mundial, la intervención de una docena de potencias con el propósito de derribar el nuevo regimen, y la espantosa guerra civil; un país en el que, además, la inmensa mayoría de la población era campesina y analfabeta. Y lo convirtió en una gran potencia. Lo encontró con arados de madera y lo dejó con una poderosa industria, armas atómicas y a punto de iniciar la carrera espacial.Entre sus hechos relevantes figuran la modernización del país, las previsiones para su defensa, la conducción de la guerra, la difusión de la cultura,que son otras tantas muestras de su infinita voluntad transformadora.

- La pregunta es inevitalbe: Quién fue peor: Hitler o Stalin

Si se trata de maldad, los dos fueron unos hijos de perra. Si se trata de política, Stalin fue un genio con los pies en el suelo mientra Hitler era un psicótico, ejemplo vivo del "yo dividido”, que pasaba de lo real a lo irreal sin darse cuenta. ¿Cómo pudo creer que Francia e Inglaterra no declararían la guerra pese a las garantías a Polonia? ¿Cómo se le ocurrió declarar él la guerra a Estados Unidos? Es conocido el comentario de Stalin al enterarse: "Ya me gustaría saber con qué medios piensa invadir Norteamérica".

¿Cómo creyó que Rusia se rendiría igual que  Francia, en unas semanas, sin saber nada de lo que Stalin ya tenía para defenderse? ¿Tan poco conocía la historia que ignoraba la capacidad de resistencia del pueblo británico? Hitler tenía gran talento para entusiasmar a las masas, pero era un loco.

Stalin inició su declive hacía la senilidad después de la guerra. El tremendo esfuerzo personal de aquellos cuatro años le pasó factura y en 1945 era un anciano. Por cierto, Stalin hizo lo posible para que Hitler llegase al poder; le convenía enormemente. Pero esa es otra historia, muy poco conocida, que contaré en otra ocasión.

- Hitler está prohibido en Alemania pero a Stalin todavía lo veneran en Rusia

La desintegración de la Unión Soviética, la pérdida del imperio, el salvaje saqueo de la riqueza del país por Yeltsin y sus secuaces, la anarquía, la miseria de gran parte de la población, hicieron que el pueblo volviese los ojos a Stalin, cuya popularidad crece como la espuma.Las encuestas muestran que la mayoría de los rusos consideran a Stalin como la figura más importante de la historia de Rusia. Solo una minoría condena sus crímenes. El resto cree que las purgas fueron necesarias para mantener unido el país y derrotar a Alemania.

- Hay una frase en su libro terrible: “Stalin liquida en 1938 a la cúpula militar por la misma razón que a sus opositores civiles víctimas de las purgas: no por lo que han hecho sino por lo que pueden hacer” (pág 562)

Terrible, ciertamente. Como afirma Kissinger, Stalin mataba por razones políticas, y una de esas razones puede definirse en tres palabras:"por si acaso".

- ¿Hay que entendense con Rusia? Lo digo por Putin

Por supuesto. Europa, que entre el Brexit, la emigración y el creciente nacionalismo se está resquebrajando, solo será una gran potencia si Rusia se integra en ella. Putin es hijo adoptivo de Stalin, a quien tiene por mentor. Su política exterior es una obra de arte. Si le rechazamos, seguirá intentando romper los tenues lazos que unen a los paises europeos.

- Explíqueme el conflicto Ucrania-Rusia

Uno de los grandes errores de Gorbachov, que sigue siendo un idiota vanidoso -el hombre más odiado y despreciado de Rusia-, fue aceptar la unificación alemana sin contrapartida alguna y permitir que la nueva y poderosa Alemania ingresase en la OTAN. Se le prometió ¡ verbalmente! - gran "pacto entre caballeros" - que la Alianza Atlántica nunca se ampliaría hacia el Este. Uno de sus críticos más feroces dice de él: "Es tan ignorante que ni siquiera sabía que hay dos cosas llamadas papel y pluma". Reagan, seguro de que el débil Gorbachov no respondería, incumplió la promesa inmediatamente y Clinton debió de pensar que las palabras se las lleva el viento y que ese compromiso hablado no le afectaba. Antes de finalizar el siglo XX la OTAN llegaba a las fronteras de Rusia.

La impunidad terminó cuando se pretendió que Ucrania entrase en la Alianza. Putin reaccionó sin dudarlo. ¿Cómo iba a aceptar que Sebastopol se convirtiese en una base naval de la OTAN, es decir, tácitamente americana? El conflicto tiene más aspectos, entre ellos el sentimiento  prorruso de gran parte de la población. La historia, claro está, no ha terminado. / Una entrevista de Xavier Rius

Publicidad
Publicidad

27 Comentarios

Publicidad
#15 Eloi, Begues, 29/09/2018 - 10:22

Si us plau, qui hagi escrit la versió catalana de l'entrevista que torni a l'escola. No es pot llegir, no s'entén.

#14 Oriol, BCN, 28/09/2018 - 00:49

L'entrevista és molt interessant, però, sisplau, és evident que l'heu fet en castellà i l'heu traduïda a un català pèssim. Milloreu una mica aquestes coses, perquè fan molt mal efecte. De traca: "en tres paraules: per si de cas". Ja m'imagino que l'original deia "por si acaso". També està ple de "li" que haurien de ser "el" i altr

#13 Albert, BCN, 27/09/2018 - 21:57

Josef Stalin supera a Hitler en numeros y mira que ya es decir...
Entre asesinatos (Purgas), campos de concentracion para sus propios ciudadanos y hambruna, Statlin se cargo a mas de 4 millones de personas... el angelito.

#12 Soloesmiopinion, Tabarnia, 27/09/2018 - 20:16

Espero oleadas de mensajes de indepepodemitas condenando a este dictador asesino. ¿O este os parece un dictador "bueno" que solo mataba "malos"?

#12.1 Oriol, BCN, 28/09/2018 - 00:47

No diguis xorrades. Tu creus que a Podemos hi ha gaires fans de Stalin? (Potser en trobaries molts que no saben ni qui va ser, però aquest és un altre tema.) Potser compliran el ritual de dir que "malgrat tot, va millorar l'educació", però no és més que un ritual.

#10 Fartdetot, Can Fanga, 27/09/2018 - 17:29

El "Coleta Morada" i molts d'altres, tenen somnis humits amb Lenin i Stalin...