Publicidad
Política · 6 de Enero de 2011. 11:21h.

Un alto cargo le hace el salto a Carod

Roser Clavell se queda como secretaria de Asuntos Exteriores

Un alto cargo le hace el salto a Carod

Roser Clavell, con Carod, durante una comparecencia en el Parlament

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha nombrado a Roser Clavell como secretaria de Asuntos Exteriores después de haber sido cesada como viceconsejera de Asuntos Exteriores. Clavell era una persona de la confianza del anterior vicepresidente, Josep Lluís Carod-Rovira, que incluso la ascendió a viceconsejera en 2008 tras la aprobación de la Ley del Gobierno, que permitía esta figura.

Asuntos Exteriores dependía de Carod -salvo la Agencia Catalana de Cooperación al Desarrollo, adscrita a Gobernación- pero la política exterior sufrió varias crisis: el primer secretario fue Jesús Maestro, ex concejal del Ayuntamiento de Barcelona que posteriormente fue sustituido por Albert Royo que finalmente también fue cesado y reemplazado por Roser Clavell.

Publicidad
Publicidad

6 Comentarios

Publicidad
#6 Joan, Bcn., 07/01/2011 - 18:53

Quan es fa be la feina, es lògic que les coses no es toquin.
Es un nou pas cap a la democràcia, tot i que encara i som lluny.

#5 Jordi Tallaferro, Barcelona, 07/01/2011 - 11:34

Aquesta situació tan sols demostra la manca de polítics i de democràcia als partits. Ja és hora que els anomenats partits es converteixin a la democràcia.i s'obrin al diàleg.

#4 Andrea, Girona, 07/01/2011 - 05:59

Manteniendo las embajadas reducirá el déficit.

#3 ramon, barcelona-c, 07/01/2011 - 00:35

Sembla excel.lent aprofitar la gent rodada i amb experiencia i de passada no actuar com uns revengistes com ja va passar en canvis de govern anteriors . Preguntar a gent Catalunya Ràdio ,Tv3 i algun diari .

#2 Jordi, Bcn, 06/01/2011 - 11:32

Tècnicament no es pot dir que li hagi fet el salt. Els polítics, malgrat vulguin donar a entendre el contrari, són animals sense cap ideologia que només miren pel seu propi benestar. Tots els moviments que fan van destinats a perpetuar-se. Sembla estrany com encara ens puguin enganyar tant. Som rucs