Publicidad

Duran se queja a través de la prensa, pero no en la dirección de la federación

Unió afloja

Imagen de la reunión

El presidente de Unió, Josep Antoni Duran Lleida, ha mostrado su disconformidad en los últimos días con algunas iniciativas de Convergència (CDC). Sin embargo, durante la reunión de la ejecutiva de CiU de este lunes no se ha hablado de estas críticas.

Duran, en efecto, reprochaba el viernes en su carta semanal a los militantes que CDC apueste por una lista unitaria en unas plebiscitarias "sin consultar" a su formación. De la misma manera, este domingo dejaba la puerta abierta a romper la federación nacionalista.

"Si unas nuevas generaciones de CDC lo que desean es sustituir la coalición de CDC con Unió, por una coalición con ERC, hablemos", aseguraba en la clausura del Congreso Nacional de Unió de Joves.

Pero de todo esto no se ha hablado en la reunión de hoy. En cambio, el secretario general de CiU, Ramon Espadaler, ha explicado en rueda de prensa que "CiU otorga una importancia crucial a todo aquello que hace referencia al 9-N" y que para la federación "es sustantivo restablecer el consenso, que permita tener un 9-N de calidad ".

A preguntas de los periodistas, ha reiterado que "la competencia de la convocatoria electoral corresponde al presidente de la Generalitat. Esta competencia la tiene y la retiene quien nos ha comunicado que está dispuesto a considerar la opinión de todas las fuerzas políticas que están por el derecho a decidir antes de proceder, en su caso, a un adelanto electoral. Pero esto no está hoy sobre la mesa de la federación de CiU".

Por otra parte, Espadaler, trasladando otro de los temas de la reunión, ha comentado que los Presupuestos Generales del Estado, que mañana se debaten en el Congreso "son absolutamente irreales. Parten de unos datos exageradamente optimistas ".

Publicidad
Publicidad

0 Comentarios

Publicidad